A veces me falta el aliento

¿Por qué sucede?

Muchas embarazadas experimentan la sensación de que les cuesta trabajo respirar, de pronto y sin que haya una causa aparente o de que en un momento determinado se les acelera el corazón como si quisiera saltarles el pecho. Existen distintas causas que explican este fenómeno, algunas absolutamente normales y otras que deben ser comunicadas rápidamente al médico.

Falta de aliento grave.

A veces la falta de aliento puede deberse a un problema serio que requiere una rápida intervención médica. En dichos casos la falta de aliento va acompañada de otros síntomas.

  • Respiración más rápida de lo normal.
  • Pulso acelerado.
  • Los labios y las puntas de los dedos se vuelven azulados.
  • Dolor torácico más o menos intenso.

Falta de aliento durante el primero o segundo trimestre.

Durante el embarazo, los cambios hormonales provocan la hinchazón de la mayoría de los capilares del cuerpo, entre ellos los del tracto respiratorio, así como la relajación de un gran número de músculos corporales como es el caso de los músculos de los pulmones y los bronquios. La consecuencia, en algunas mujeres, es una desagradable sensación de falta de aire que puede durar tan solo unas semanas o prolongarse durante la mayor parte del embarazo.

Falta de aliento durante el tercer trimestre.

A medida de que el embarazo progresa, el útero es cada vez mayor y tiende a empujar el diafragma. Ello comprime los pulmones y no permite que se expanda del todo por lo que la mujer experimenta la sensación de falta de aliento. En este caso, el problema suele desaparecer o al menos disminuir durante las dos o tres últimas semanas, cuando el feto empieza a descender hacia la pelvis para encajarse y prepararse para el parto.

Las mujeres que tienen un vientre bajo durante todo el embarazo no suelen experimentar esta sensación ya que no hay nada que les presione el diafragma ni los pulmones.

Cómo aliviar la falta de aliento.

Si se trata de una falta de aliento grave avisaremos a nuestro médico o iremos de urgencias a un hospital. Si por el contrario se debe a las alteraciones propias del embarazo, intentaremos aliviar los síntomas del modo siguiente:

  • Sentarse recta.
  • Dormir con el cuerpo ligeramente levantado.
  • Evitar fatigarse en exceso.
Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario