Vacaciones de verano

¿Cómo aprovecharlo al máximo con los niños?

Siempre es importante que los niños vivan y disfruten su tiempo de ocio.

Ahora bien, si entendemos el ocio como el tiempo libre destinado a las actividades no escolares, tareas domesticas formales, etc …, se trata entonces de tiempo libre para nosotros; tiempo destinado a la recreación; es decir, re-creación, “volver a crear”. Un tiempo que permite encontrarse con uno mismo, con el objetivo de relajarse, descansar, jugar, divertirse, aprender y hasta participar con otros en convivencia común, por lo que es muy importante enseñarles a los niños a valorar el tiempo, y que toda actividad que se realice tenga un sentido y un propósito, para darle significado a la vida; de ahí que debemos ayudar a cada niño a “entenderlo” según su etapa de vida y su capacidad para hacerlo.

Ahora que llegan las vacaciones de verano, es momento de planear actividades lúdicas y recreativas para los niños. Si en este periodo vacacional no puedes salir de viaje, hay 6 formas de ocupar a tus hijos en esta época y, lo mejor de todo, contribuir al desarrollo integral de sus capacidades, por lo que observa a tus hijos e identifica qué actividades disfrutan realizar.

“Hay que tomar en cuenta que cada niño tiene diferentes gustos y habilidades que pueden explotarse; así lo indica el psicólogo e investigador Howard Gardner en su teoría de las inteligencias múltiples, en la cual afirma que cada niño desarrolla de distinta manera sus potencialidades personales, de acuerdo a la estimulación que reciba”, señala Carlos Ávila, Consultor Pedagógico de Amco.

En base a esta teoría, tienes 6 diferentes formas novedosas y divertidas de planear las vacaciones de los niños. Si tu hijo:

1. Disfruta observando o cuidando una mascota o planta, significa que es un niño con inteligencia naturalista. Para estos niños la actividad ideal sería un paseo por el zoológico, una visita al jardín botánico o, simplemente, ver un documental de naturaleza.

2. Tiene habilidad en los deportes, entonces, los campamentos de verano son una excelente opción, ya que estos niños tienen inteligencia cinético-corporal.

3. Se divierte escuchando ritmos y melodías, quiere decir que tiene más desarrollada la inteligencia musical. Participar en cursos de cualquier instrumento o en clases de canto sería una buena opción.

4. Disfruta escribiendo, leyendo, y además tiene gran facilidad para aprender idiomas, entonces es un niño con inteligencia lingüística. Para estos niños es recomendable que lo inscribas, por ejemplo, en un taller de cuentos infantiles.

5. Pasa el tiempo dibujando, es muy probable que sea un niño con inteligencia espacial; en este caso, lo puedes llevar a museos de arte, a clases de pintura, comprarle un rompecabezas o jugar con él a armar figuras con bloques de plástico … ¡seguro se divertirá!

6. Memoriza números o datos y comprende la lógica de las cosas, significa que tiene desarrollada la inteligencia lógico-matemática, por lo que podrías inscribirlo a clases de ajedrez o enseñarselo tú mismo; asimismo, también puedes invitarlo a resolver acertijos.

“Recuerda que durante las vacaciones los niños pueden hacer cosas que, regularmente, no pueden hacer mientras están en clases y, qué mejor si las actividades que realicen son de su gusto y pueden contribuir a la potenciación de sus habilidades”, concluye el Consultor Pedagógico de Amco.

Carlos Armando Ávila Cota
Consultor Pedagógico de Amco,
líder en investigación, desarrollo
e implementación de metodologías educativas
www.amco.me

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario