¿Una copa?

Otra alternativa para esos días difíciles.

La copa menstrual es un recipiente que se coloca en la vagina durante la menstruación para depositar el flujo menstrual. Al igual que los tampones, se utilizan internamente pero a diferencia de ellos, la copa menstrual no absorbe la sangre; ésta queda contenida en el interior de la copa hasta que se extrae de la vagina y se desecha el líquido.

Existen varios tipos de copas menstruales disponibles en el mercado:

El tipo más común es una copa en forma de campana de látex o silicona o plástico quirúrgico. Es reutilizable y puede durar hasta 10 años si se le da el mantenimiento adecuado. Se debe esterilizar después de cada ciclo.

Otro tipo de modelo menos común está realizado en polietileno y es de forma similar al diafragma. Por ser muy flexible y suave, el modelo desechable se puede utilizar durante las relaciones sexuales pero se debe tener en cuenta que no es un anticonceptivo y no debe utilizarse con esa finalidad.

No es muy usada ni conocida por las mujeres en comparación con los tampones debido a su poca publicidad. Estas copas a diferencia de otros sistemas de usar y tirar solo se compra una vez en mucho tiempo.

¿Cuáles son sus ventajas?

  • Economía: el coste inicial es mayor que cualquier otro producto pero el gasto solo se produce una vez y se recupera la inversión a los pocos meses.
  • Infecciones: La silicona es inerte de forma similar al cristal y no es adecuada para que los gérmenes se acumulen en ella.
  • Comodidad: se puede llevar durante la noche. Se puede utilizar durante todo el periodo e incluso en cualquier momento del ciclo simplemente para acostumbrarse a llevarla.
  • Medio ambiente: Contribuyes al cuidado del medio ambiente pues supone menos desechos para él.
  • Duración: varios años.

¿Tiene desventajas?

  • Puede ser incomoda de utilizar en baños públicos que no dispongan de un lavabo privado pero siempre se puede limpiar con una toallita húmeda, o con una botella de agua.
  • Al final del ciclo, además del lavado habitual con agua y jabón, se debe esterilizar hirviéndola.
  • Puede ser un poco complicada de usar al principio. Se puede mover si está mal colocada. Sin embargo, si la colocación es adecuada es difícil que se mueva.
  • De no lavar o hervir posterior al uso de cada ciclo menstrual, puede quedar un color amarillento en aquellas que son de silicona transparente, lo que le puede dar un aspecto de “suciedad”.

¿Cómo se usa?

Las copas menstruales se insertan en la vagina. Ya que las copas se pueden utilizar en cualquier momento del mes, la mujer puede practicar la inserción y extracción cuando no está menstruando para acostumbrarse. Las copas menstruales en forma de campana pueden adelantar la menstruación uno o dos días debido al suave efecto de succión que producen. Algunas mujeres han informado de menstruaciones más cortas debido también a este mismo efecto.

Las copas requieren ser cambiadas o vaciadas con menos frecuencia que los tampones o las toallas. Su capacidad es de 30 ml, que constituye la tercera parte del volumen de sangre que pierde una mujer en cada menstruación por término medio, por lo que pueden permanecer hasta 12 horas sin necesidad de vaciar

3 Comments

Dejar tu comentario