Un retraso no siempre significa un embarazo

Diferentes razones pueden provocar el retraso o ausencia de la menstruación.

Cuando una pareja busca tener un hijo, un retraso en la menstruación despierta la ilusión ante la posibilidad de convertirse pronto en padres. Sin embargo, un retraso no siempre significa la existencia de un embarazo. Una situación que crea mayor desconcierto es que los síntomas de la llegada de la regla se confunden fácilmente con los primeros síntomas de embarazo, como por ejemplo dolor y sensación de hinchazón en el bajo vientre, pechos sensibles e hinchados, irritabilidad. En muchos casos síntomas que aunque quisiéramos, no son de embarazo.

La ausencia de menstruación por sí sola no significa que la mujer esté esperando un bebé. La amenorrea, es decir interrupción de la regla, no está indefectiblemente relacionada con un embarazo. Además de eso, hay muchas causas que pueden provocarla.

Casos en los cuales puede haber un retraso:

  • Trastorno en el funcionamiento del sistema reproductor femenino.
  • Ovarios poliquísticos.
  • Enfermedad infecciosa.
  • Tener una alimentación deficiente.
  • Estar cerca de la pubertad o de la menopausia.

Otros factores con gran influencia en el retraso de la regla es estar atravesando situaciones particulares como un viaje, vacaciones, una mudanza o un cambio de ambiente. Igualmente, el estrés, las exigencias o problemas familiares pueden alterar el ciclo femenino.

Ante un retraso en la regla, lo más recomendable es realizar una prueba de embarazo. De esta forma se despejan las dudas, evitando alargar la ansiedad que genera la incertidumbre de ¿estaré o no estaré embarazada?, mientras que, si se confirma el embarazo, lo mejor es que acudas cuanto antes a los controles prenatales y comiences a tomar ácido fólico. Recordemos que para que el resultado del test sea fiable, debe realizarse al menos al primer día de retraso y preferiblemente con la primera orina del día, la cual tiene mayor concentración.

De todas formas, hoy en día hay existen diferentes tests que aseguran resultados una semana después de la concepción, incluso antes de que se produzca un retraso. El test también puede arrojar un falso negativo, es decir que resulte negativo aún cuando exista concepción. Si la regla se sigue retrasando, hay que repetir el test a los tres o cuatro días.

Un consejo para las parejas que desean ser padres es no obsesionarse con la búsqueda del embarazo. Es normal que el retraso en la regla genere esperanza cuando se busca un bebé, pero la desilusión posterior puede ser sumamente decepcionante.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario