¿Un método anticonceptivo por debajo de la piel?

Implante hormonal subdérmico.

El implante hormonal subdérmico es un método anticonceptivo temporal de acción prolongada que consiste en la implantación de cápsulas por debajo de la piel.

Existen dos presentaciones:

  • Implanon: Es una cápsula que libera lentamente y durante un tiempo de tres años la hormona progestina.
  • Norplant: Consiste en seis cápsulas o varillas que liberan lentamente y durante un tiempo de cinco años la hormona levonogestrel.

La o las cápsulas se colocan en el brazo, debajo de la piel, por encima del codo. La longitud de cada cápsula es de 34 mm por 2.4 mm de diámetro.

¿Cómo actúa el implante hormonal subdérmico?

El implante hormonal evita la ovulación y hace más espeso el moco del cuello de la matriz, impidiendo la entrada de los espermatozoides al útero. Además, provocan alteraciones en el endometrio haciendo difícil la implantación.

Son efectivos hasta por tres o cinco años según sea el caso, pero pueden ser removidos en cualquier momento con la ayuda de un profesional capacitado.

La protección comienza pocas horas después de la inserción del implante, sin embargo en caso de tener relaciones sexuales el primer día de la inserción debe utilizarse un método de barrera como el condón para garantizar el aumento de su efectividad.

La efectividad en el primer año es superior a 99% en el caso del Implanon y de Norplant es de 99%. Posteriormente se da una leve disminución progresiva en los siguientes años.

La sustancia activa del método se elimina en una semana o menos. Si antes de la inserción la mujer tenía una función ovárica normal, los ciclos menstruales y ovulatorios se restablecen entre uno y tres meses. Pocos casos pueden retardarse más.

¿Cualquier mujer puede utilizarlo?

Todas las mujeres en edad fértil con vida sexual activa, incluyendo adolescentes que tengan patrón menstrual regular pueden utilizarlo.

Exiten casos en los que no se debe utilizar:

  • Con antecedentes de enfermedad del hígado.
  • Con cáncer del seno o del cuello del útero.
  • Con hemorragia uterina de causa no determinada.
  • Embarazo o sospecha de éste.
  • Con historia de problemas circulatorios o cardíacos.

Las cápsulas deben insertarse por un médico o personal de salud, de preferencia durante cualquiera de los primeros siete días del ciclo menstrual, o en cualquier otro día, siempre que se tenga la seguridad de que no hay embarazo.

En el posparto y poscesárea, la inserción debe efectuarse seis semanas después del parto.

¿Qué efectos puede tener?

  • Inmediatamente después de su inserción puede presentarse dolor, tensión o enrojecimiento alrededor del área del implante, pero esto sólo durará uno o dos días.
  • En los primeros meses (tres a seis) se puede presentar irregularidad en la menstruación (hemorragia o manchado por tiempo prolongado).
  • Ausencia de regla.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de senos.
  • Aumento de peso.
  • Podrá presentarse sangrado o infección en el sitio de implante, ante lo cual se deberá acudir al médico.

Se recomienda asistir a consulta a los siete días de haberse aplicado el implante. Posteriormente cada seis meses.

Y acudir al médico en presencia de las siguientes situaciones especiales:

  • Si hay sangrado o infección en el sitio del implante
  • En caso de irregularidades menstruales
  • En caso de efectos secundarios o complicaciones
  • En caso de sospecha de embarazo
  • Si hay expulsión de alguna cápsula
Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario