Tu hijo ¿ya sabe caminar solo?

Los primeros pasos marcan un momento muy importante en su vida.

Y también en las nuestras. A partir del momento en que los niños empiezan a caminar, vamos a tener que estar todo el tiempo detrás de ellos porque no tiene noción del riesgo al que se exponen. Aunque se movilizan a velocidades sorprendentes muchos especialistas coinciden en que esta no es la etapa de los golpes más importantes. Como norma general, si tu hijo se golpea y no tiene pérdida de conocimiento no se justifica que salgas corriendo a hacer radiografías y tomografías computarizadas. Es normal que cuando el chico empieza a caminar se caiga y se golpea.

¿Cuáles son los golpes más frecuentes?

En general, debido a su escasa altura, el lugar donde más se golpea es la cabeza, fundamentalmente con las puntas de las mesas que suelen producir chichones o enrojecimientos de menor importancia. El principal riesgo se da cuando los chicos tienen acceso a lugares a los que antes no podían llegar, como los cajones de mesas dónde se guardan medicamentos. Para evitar accidentes te damos algunos consejos:

  • La cocina debe ser lugar prohibido. Toma las siguientes precauciones:
  • Cocina preferentemente con las hornallas traseras.
  • No cocines con el bebé en los brazos.
  • Nunca dejes los mangos de las cacerolas hacia afuera de la cocina.
  • No dejes repasadores cerca de las hornallas.
  • No dejes cuchillos o tijeras al alcance de los niños, ni en un cajón que puedan abrir con facilidad.
  • Mante cerillos y encendedores en lugares altos y seguros.
  • No coloques productos inflamables en la cocina al alcance de los niños ni cerca de las estufas, motores o cualquier artefacto que se encienda.
  • Vigila que el gas de la cocina, calentador, o estufa no queden encendidos.
  • Cierra la llave del artefacto cada vez que deje de utilizarse.
  • No enciendas encendedores, ni siquiera la luz eléctrica cuando percibas olor a gas en una habitación. Abre las puertas y ventanas.
  • Nunca limpies ropa con solventes cerca del fuego o fumando.
  • Evita el acceso de los niños a lugares con productos tóxicos.
  • Ten cuidado con las mesas de vidrios amplias. Por ejemplo, tu bebé puede subirse sobre el vidrio, romperlo y lastimarse.
  • En el comedor no dejes fuentes calientes al alcance de su mano.
  • No dejes sin protección las ventanas ya que cuando aprende a caminar también aprende a trepar.
  • Esta atenta con las mascotas. Son peligrosos los perros grandes con bocas amplias porque a veces meten la cabeza del niño adentro de su boca. El perro generalmente no es agresivo con los niños salvo algunas razas.
  • Tapa todos los enchufes y coloca un disyuntor de corriente. No lo dejes jugar con artefactos eléctricos como encender y apagar la luz, la tele o video. Aunque en casa haya disyuntor no siempre funciona cuando lo necesitamos.
  • Nunca lo dejes solo en la bañera, quédate siempre con él para evitar resbalones o golpes desagradables. Y además a esta edad puede ahogarse aunque haya muy poquita agua.
  • Ojo con las escaleras… le divierte mucho escalar y bajar. Lo mejor es impedirle el paso con barandas.

No esperemos el primer golpe para tomar precauciones. Preparemos nuestra casa para que el reciente caminante pueda andar por la vida sin exponerse a riesgos innecesarios.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario