Tratamiento con fármacos

Actualmente existen fármacos que estimulan la fertilidad de los óvulos.

En el pasado estos tratamientos solían producir embarazos múltiples, situación que se ha venido corrigiendo gracias a que ahora se sabe más sobre la dosificación, además de que el tratamiento es controlado y supervisado.

El uso de Clomifeno

Según lo que determine tu médico, el Clomifeno se usa como un medicamento para la fertilidad. Se toma durante cinco días al principio de cada ciclo menstrual. Este fármaco incentiva a la Hormona de Estimulación Folicular (HEF) por parte de la glándula folicular. Actúa sobre los ovarios y normalmente estimula la maduración del folículo después de la ovulación (entre los cinco a diez días después de la última pastilla). Su ventaja es que tiene bajos niveles de afectación secundaria y un reducido índice de embarazos múltiples.

Entre los efectos secundarios se ha encontrado un posible vínculo entre el cáncer ovárico después de doce ciclos, por lo que se recomienda abandonarlo a los seis ciclos para intentar una TRA (tratamientos de la infertilidad).

Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

Si padeces de SOP y después de seis meses de tratamiento con Clomifeno no has logrado ovular ni concebir, tu médico puede sugerir una cirugía llamada Perforación del ovario, la cual consiste en practicar agujeros en la superficie del ovario con diatermia y láser para estimular la ovulación. Asimismo, es posible administrar una inyección de HEF. El tratamiento tiene un muy alto índice de éxito, después de tres ciclos.

La pérdida de peso es una solución al SOP, aunque de todos modos se requiere de estimular la ovulación. Al reducir el peso corporal, muchas mujeres recuperan su capacidad de ovulación. Cabe aclarar que ninguna mujer con sobrepeso puede ser sometida al tratamiento, porque aumenta el índice de problemas durante el embarazo.

Farmacología: Clomifeno para inducir la ovulación, o inyección de HEF en mujeres con resistencia al Clomifeno.

La deficiencia de GnRH

La infertilidad “hipotalámica” con amenorrea es causada por la ausencia de una hormona GnRH (factor liberador de la gonadotropina), producida en el hipotálamo, cuyo papel es forzar a la glándula pituitaria a liberar HEF y HL, que estimulan la ovulación. Suelen utilizarse hormonas sustitutas en caso de ausencia de GnRH, que suelen administrarse a través de cargas intravenosas que imitan las secreciones hormonales.

Fimbrioplastía

Es una técnica microquirúrgica aplicada a una trompa de Falopio obstruida. Cuando es liberada, un óvulo puede entrar en la trompa y hallar un espermatozoide después de recorrer un tercio del camino, para el logro de la fecundación.

Bromocriptina

Si cursas con niveles elevados de prolactina en sangre, esto puede inhibir las descargas normales de GnRH, evitando la ovulación y, por lo tanto, la concepción. Para este problema se puede utilizar la bromocriptina, un tratamiento que inhibe la producción de prolactina para mejorar la función de los ovarios. Su administración suele distribuirse tres veces al día, debido a su fácil eliminación. Algunos nuevos fármacos se toman una vez al día, incluso, una vez a la semana.

Con el tratamiento en una mujer embarazada no hay datos de abortos, partos prematuros, anomalías o embarazos múltiples.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario