Time out

Time-out o tiempo fuera es un método correctivo.

Muchas veces como padres no sabemos como corregir conductas como berrinches, groserías, pleitos, golpes, faltas a respeto, etc. Cuando detenemos en seco al niño y lo separamos de la situación donde se presento la conducta no deseada, él aprenderá que no puede comportarse de esa forma. Si nuestro hijo esta en el parque jugando con otro niño y de repente le pega a otro, pegarle para corregirlo sería una forma de acrecentar la conducta, gritarle solo lo ridiculizaría, pero si lo alejamos de la situación y lo ponemos a pensar en lo que hizo, permitirá que él se dé cuenta de lo que paso y de cómo no debe comportarse.

Time-out o tiempo fuera es un método correctivo para indicarle de manera efectiva a los niños que han hecho algo de forma incorrecta. Éste puede ser utilizado por ambos padres, pero lo más importante es ser consistentes cuando se utiliza.

Básicamente consiste en indicarle al niño que es momento de Time Out debido a “x” razón (la conducta que no es correcta). Se recomienda retirarlo por completo de la actividad y lugar en donde sucede la conducta no deseada, de ser posible ponerlo en otra habitación. Es importante evitar utilizarlo como una forma de ridiculizar a los niños, por lo que no se debe ponerlo delante de la gente donde él se sienta observado. De no tener una habitación contigua, se debe de hacer discretamente en un lugar apartado de donde se generó la problemática.

¿Qué beneficios tiene?

  • Detiene el mal comportamiento.
  • Pone alto a una reacción incorrecta.
  • Provee el tiempo adecuado para poder enfriar las cosas
  • Permite recobrar el autocontrol.

¿Es acaso un castigo?

  • No es un castigo, no es una cárcel, ni tampoco es una consecuencia que los niños pueden elegir cuando lo quieran.
  • Realmente es tiempo fuera de la situación que produce la conducta no deseada.
  • Es una oportunidad para enseñar una lección.
  • Generalmente es breve (de cinco a 25 minutos).
  • Se utiliza a partir de los tres años de edad.
  • La regla general es un minuto por año de edad. Se puede duplicar cuando la falta lo amerite.

¿Cómo empiezo a aplicar el Time Out?

  • Explicar el time out al niño antes de utilizarlo por primera vez.
  • Seleccionar un área adecuada para el tiempo fuera (puede ser su cuarto, o una recamara aparte, nunca una esquina en la que puede ser ridiculizarlo por otros)
  • Utilizar un cronómetro con alarma.

¿Cuáles son las reglas más importantes del time out?

  • Si la conducta se vuelve a presentar, se debe empezar de cero (borrón y cuenta nueva).
  • Utilizarlo cuantas veces sea necesario (si al terminar el time out, el niño repite la falta, hay que volver a aplicarlo).
  • Es personal, no se puede poner a dos niños en el mismo lugar al mismo tiempo, aún cuando hayan cometido la misma falta. Es mejor ponerlos en habitaciones separadas.
  • No amenazar con usarlo y después no hacerlo. Sí se le indica al niños que se va a ir a Time out, se cumple.

¿Cómo se cuándo utilizar el Time Out?

El niño esta probando los límites. Cuando el comportamiento es:

  • Desafiante
  • Grosero.
  • Antagonista o hiriente
  • Agresivo o violento.
  • Berrinchudo

Verónica Corona

Psicoanalista en Formación, Asociación Psicoanalista Mexicana

Maestra en psicología Clínica, Columbia University

Psicoterapia Adolescentes y Adultos

0445543427119

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario