Tiempo de vida de los biberones

Sin duda, los biberones son una herramienta indispensable en el crecimiento de los bebés. Por ello debemos saber cuál es su uso adecuado así como los cuidados que se deben tener para garantizar un buen desarrollo en tus hijos.

¿De qué están hechos?

La gran mayoría están hechos de plástico libre de BPA (producto químico que se emplea para la fabricación de muchos plásticos y puede resultar riesgoso para la salud) o de vidrio.
Con el mismo uso de los biberones, su limpieza y esterilización, inevitablemente el material se va desgastando y su tiempo de vida útil va disminuyendo.

Un biberón hecho de plástico aproximadamente tiene una duración máxima de un año para evitar que las bacterias se queden alojadas en su interior, en cambio, un biberón fabricado de vidrio puede durar más tiempo en condiciones óptimas para su uso pues este material no almacena residuos de alimento en ellos.

¿Cómo cuidarlos?

La vida de un biberón se determina en gran parte por los cuidados y el uso que se les de. En cuanto se termine de ocupar, es recomendable lavarlo de inmediato o en no más de un lapso de una hora pues de lo contrario, las bacterias harán que se contaminen.

Es importante que tengas cepillos especiales para su limpieza, jamás lavarlos con los utensilios que utilices para lavar otros recipientes y así evitar se contaminen con otros alimentos.

Si notas que algún biberón presenta algún punto que no se quita al tallarlo o al dejarlo remojando es indicador de que ahí se están almacenando bacterias por lo que debes desecharlo y cambiarlo por uno nuevo.

Si mantienes los biberones limpios y con los cuidados correctos, su tiempo de vida puede alargarse. La mayoría de las veces, el chupón es el que sufre más desgaste; por lo que es recomendable comprar biberones a los que se les pueda cambiar los chupones conforme se vayan desgastando.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario