Switching process

Las tecnologías de la información y la comunicación.

Actualmente vivimos en un mundo globalizado, donde las implicaciones políticas, sociales y económicas de cualquier país, incluso aquel más lejano, tienen un impacto en nuestra realidad. Aunado a esto, la aparición y el constante crecimiento de las tecnologías de la información y la comunicación, mejor conocidas como TIC, hace cada vez más importante estar involucrado en lo sucede en el mundo.

Por lo anterior, la sociedad, dentro de su relación de interdependencia con la educación, demanda, a esta última, modelos de enseñanza capaces de soportar y dar respuesta a dicha exigencia. Las instituciones alrededor del mundo ofrecen novedosos sistemas capaces de provocar resultados eficaces en los aprendizajes de los alumnos y apoyar satisfactoriamente su inclusión en un mundo global rodeado de tecnologías innovadoras.

Una de las habilidades indispensables para un niño en la era global es aprender a hablar inglés, por lo que las escuelas cada vez más ponen especial énfasis en enseñar esta lengua, por ejemplo, Amco tiene una metodología para lograr la enseñanza efectiva de una segunda lengua y propone la implementación de un sistema de enseñanza de la lengua inglesa mediante la ejecución en clases “Only in English”, para favorecer el cambio de código o switching process, planteando la Teoría de la Voz Generadora.

¿Cómo funciona? El switching process logra que los alumnos eliminen el proceso, casi siempre mental, de traducción español–inglés, o viceversa, permitiéndoles aprender un segundo idioma con la misma practicidad, espontaneidad y facilidad con la que desarrollaron su primera lengua, haciéndolos pensar única y exclusivamente en inglés. Además, logra desarrollar en los alumnos las habilidades necesarias para la discriminar auditivamente los sonidos propios del inglés, a través de ejercicios sistematizados y específicos.

Este tipo de propuestas son muy benéficas para los niños pequeños, ya que desde edades tempranas favorecen al aprendizaje integrado de lengua y contenidos, que renueva y enriquece la perspectiva de ambos, a la vez que el interés por parte de los alumnos.

Definitivamente, formar niños bilingüe es una necesidad del presente siglo, para lograrlo, los profesores deben de tener la capacidad de comunicación oral en inglés; ya que gracias a esto, los niños podrán desarrollar una buena pronunciación, porque gracias a la discriminación auditiva se consigue que se establezcan las conexiones neuronales necesarias para reconocer y producir sonidos que, por su naturaleza, no existen en el español, su lengua materna.

John Moreno
Coordinador de Tecnología Educativa
de Amco, líder en investigación, desarrollo
e implementación de metodologías educativas
www.amco.me

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario