¡Síndrome del nido!

¿Lo padeces?

La hora de conocer al nuevo integrante de la familia está cada vez más cerca. ¿Emocionada verdad? También agotada y un poco harta física y emocionalmente, lo sabemos. Aun así algunas futuras mamás presentan un sorprendente estado de fuerza y euforia y en el proceso de tener todo listo para la llegada del bebé pueden llegar a padecer del Síndrome del nido. Este instinto de anidamiento, suele ocurrir entre el 5º y 9º mes de embarazo, e impulsa a las mujeres a limpiar y ordenar la casa para tenerlo todo¡listo para la llegada del bebé.

Podemos explicar este síndrome desde dos puntos:

  • Físico: A nivel físico se explica como una reacción espontánea que hace que el organismo materno se ponga a prueba con la finalidad de estar en forma y bien preparado cuando llegue el momento de que nazca el bebé.
  • Emocional: Desde este punto de vista se percibe como una forma de evasión ante el miedo que presenta la embarazada al momento del parto. Obviamente también es una muestra de su ilusión por la llegada del bebé por lo que querer tener todo listo para él es lógico.

¿Qué hacer en caso de tenerlo?

Es más común que este síndrome se presente en mujeres nerviosas, activas e inquietas. Si tú te ves afectada por él, procura controlar tu euforia y aunque te sientas capaz de hacer todas las labores de la casa, no lo hagas. Además de exponerte a percances que podrían resultar peligrosos para tu pequeño y para ti como caídas o golpes, un esfuerzo extra podría adelantarte el parto, lo que no sería bueno para el bebé.

Controlar la ansiedad por estar inactiva no es algo fácil de lograr pero deberás aprender a canalizarla. No hay inconveniente en que estés todo el día ocupada si quieres, pero evita las tareas que te obliguen a estar de pie o a cargar cosas pesadas.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario