¿Sexo durante el embarazo?

Siéntete bella, deseada, femenina, sexy…

Una pareja estable se relaciona con la idea de que sus miembros se llevan bien sexualmente y emocionalmente; se conocen bien, han explorado su intimidad y han probado una variedad de juegos sexuales. Pero en ocasiones en cuanto la mujer se da cuenta de que está embarazada, todo contacto físico sexual se detiene. ¿Te ha pasado a ti?, ¿Qué puedes hacer para que tu relación sexual siga activa?

En otras culturas, o en otros periodos históricos, se pensaba que el semen del hombre ayudaba al crecimiento del feto y su bienestar. Curiosamente, la medicina, la sexología y la antropología tienden a estar de acuerdo con esta postura: ¡Las relaciones sexuales satisfactorias física y emocionalmente tienen beneficios en la madre, el padre y el bebé! El poder e, incluso, desear tener relaciones sexuales durante el embarazo, te ofrece muchas ventajas naturales y sociales.

Los beneficios de sentirte bella, deseada, femenina, sexy, apoyada, parecen derivarse de sostener dichas relaciones. Esto puede desatar un instinto primitivo que, de manera inconsciente, te dice que tu pareja está contigo, y que será un padre y pareja presente para tu hermoso bebé. Estos sentimientos positivos ayudan a que tu cuerpo se relaje y produzca hormonas que contribuyen a tu bienestar y el de tu bebé durante la lactancia, y te protegen contra una posible depresión post-parto.

El bebé no sólo se beneficia de esto directamente al sentir el placer que experimentas como madre, sino que es posible que tu orgasmo produzca sensaciones que son perceptibles y placenteras para el feto. Para el padre, los beneficios de mantener sexo contigo durante el embarazo son también numerosos y notables. Fortalece el sentimiento de que el bebé no lo remplaza en el hogar, y que su lugar se refuerza y se asimila al nuevo sentimiento de ser un futuro padre.

Subraya el sentimiento de que el bebé no es un rival, por el afecto a ti, sino más bien una nueva persona que lo va a necesitar y querer. La incomodidad física que puedes llegar a sentir como futura madre, particularmente en el primer trimestre, puede manifestarse en síntomas como náuseas, y esto se suma a que durante el tercer trimestre tu bebé crece en tamaño y peso, lo que produce incomodidad. En las posiciones sexuales es recomendable que tu pareja no se encuentre sobre ti, así lograrás tener una experiencia más placentera y cómoda. Otros contactos sexuales íntimos pero no vaginales también pueden ayudar a promover el sentimiento de intimidad cuando estás con tu pareja.

Iván Trofimoff
Psicólogo y Sexólogo

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario