Sexo de alto riesgo

Tu embarazo requiere de cuidados especiales.

Puede ocurrir que tu embarazo requiera de cuidados especiales en las relaciones sexuales, incluso tal vez haya que disminuir su frecuencia o suspender este tipo de actividades.

El médico será la guía fundamental para dar seguimiento a tu embarazo y decidir si existe algún riesgo en la práctica sexual, y que ésta implique el comprometer al bebé en gestación de alguna manera. Procura no quedarte con dudas, el especialista debe de explicarte todo lo que requieras saber.

Algunos de los factores en las que el sexo no será seguro durante el embarazo y que pueden crear complicaciones en la salud se relacionan con antecedentes o riesgos de aborto espontáneo, cuello uterino incompetente o debilitado; factores de riesgo del parto prematuro; sangrado, flujo vaginal o cólicos extraños; pérdida de líquido amniótico, cuando la placenta está baja y cubre el cuello uterino, entre otros.

Si se considera que tu embarazo es de alto riesgo, deberás tener más cuidado que otras mujeres, y tu médico te ha de aconsejar sobre lo que mejor conviene en este caso.

Tensión, nervios o ansiedad

Para disfrutar de una intimidad se requiere que estés relajada, que tu pareja no esté tensa y, en fin, que ambos dejen de lado el estrés o la ansiedad. Durante el embarazo existen muchos factores que pueden provocar ansiedades, incluidos los miedos ante lo nuevo o ante la inminencia de la paternidad.

Cuando se perciben los movimientos del bebé, puedes experimentar gran ansiedad, la cual se manifiesta de distintas maneras: miedo a que el bebé nazca con algún problema; miedo a morir en el parto, angustia por que se deforme, entre otros temores mal fundados. Hablar con la pareja es una buena terapia.

Sin embargo, muchos de los temores pueden ser producto de la imaginación o de la ignorancia. Hablar sinceramente sobre lo que ocurre y de lo que sienten ambos, es indispensable para reducir las mencionadas ansiedades.

En caso de hemorragia

Es importante suspender la relación sexual en caso de un episodio hemorrágico, y acudir al médico cuanto antes para saber que ocurre. Seguramente no es algo grave, porque tal vez hubo cambios en el cuello del útero que lo ha vuelto sensible a la penetración. Sin embargo, la valoración médica es indispensable.

En el caso de que la hemorragia esté causada por una sensibilidad del cuello del útero, habrá que considerar dejar de lado la penetración profunda en coitos subsecuentes. Asimismo, es mala idea intentar una relación sexual si el tapón de mucosidad que “tapa” el cuello se ha desprendido o cuando el saco amniótico lleno del líquido que recubre al bebé se rompe; ambos factores son la señal de que el parto ha llegado; aunque este proceso puede tardar hasta diez días antes de las contracciones.

Por lo general, este tipo de cosas ocurren hacia el final del embarazo, aunque puede darse el caso de que sea antes, dando la señal de alerta de un parto prematuro.

Sensibilidad que incomoda

Los cambios hormonales que experimentas en el embarazo crean diversas sintomatologías que podrían causarte problemas de incomodidad física. El incremento de la sensibilidad en tus genitales y en los pechos puede mejorar tu experiencia sexual, pero también te pueden hacer muy reactiva al tacto.

A principio del embarazo los senos están muy sensibles (los dos primeros meses), algo que te hará sentir molestias al momento de las caricias por parte de tu pareja, a quien habrá que explicarle y pedirle que no los toque al momento de hacer el amor.

De igual manera, la hinchazón de tus genitales requerirá de cierta tolerancia hacia las pequeñas molestias que has de experimentar, sobre todo al final del embarazo, porque se presentará dilatación y dolor después del orgasmo, creando una posible sensación de insatisfacción que hace menos grata la experiencia del acto sexual. La masturbación puede compensar dicha falta de satisfacción.

Otra fuente de incomodidad se puede producir cuando tu bebé ha aumentado de tamaño, de tal forma que tu abdomen sea tan grande que imposibilite tener una relación íntima adecuada, por lo que la creatividad ha de entrar en juego para encontrar mejores maneras de relacionarse sexualmente.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario