Semana 31 de tu embarazo

semana_31

El peso de tu bebé es de un kilo 350 gramos y mide 41 centímetros. Ya no se puede mover con la misma facilidad que antes, y cada vez se siente más aprisionado. El sistema pulmonar continúa en desarrollo y no terminará de hacerlo hasta la semana 37.

En los varones está por concluir el proceso mediante el cual los testículos se colocan en su lugar, aunque en algunas ocasiones dicho proceso podría concluir antes. Si es niña, su sistema reproductor está prácticamente completado.

La grasa bajo la piel se acumula, algo muy importante pues le permite regular su temperatura al nacer. También permite que ya no se vea arrugado, sino más bien terso y suave. Para este momento es común que muchos bebés estén boca abajo, acomodándose para el momento del parto. Sentirás las patadas en lo alto de tu abdomen. Tu bebé ha continuado con la ingestión de líquido amniótico, eliminado hasta medio litro diario en el líquido amniótico que lo envuelve, esto garantiza el buen funcionamiento de sus riñones.

Los síntomas son más acentuados si llevas una vida sedentaria y no realizas ninguna actividad física. Pueden llegar a producirse hemorroides por lo lento del sistema circulatorio, así que no olvides dar pequeños paseos u otros ejercicios que algún especialista pueda recomendarte. Ya es tiempo para efectuar un tercer ultrasonido y una ecografía de tu embarazo. Este estudio determinará la cantidad y calidad del líquido amniótico, el estado de la placenta y demás detalles que puedan significar algún cuidado especial.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario