Semana 26 de tu embarazo

semana_26

Tu bebé:

El tamaño de tu bebé es de 36 centímetros y pesa unos 760 gramos. Continúa la agudización de los sentidos y cualquier ruido fuerte del exterior lo hace estirar sus extremidades hacia delante, como si quisiera mantenerse aferrado a su madre. Este es un reflejo de protección, que también se denomina reflejo moro. Dicho reflejo es primario y se mantendrá durante los primeros seis meses de vida. Básicamente son movimientos involuntarios que desaparecen cuando tu bebé comienza a adquirir la habilidad de controlar sus movimientos voluntariamente.

Otro reflejo que se ve incrementado es el de succión, ahora se chupa el dedo con más fuerza, preparándose para alimentarse en cuanto nazca. Sus ciclos de sueño ya están más definidos y es común que se combinen periodos de nula actividad con otros donde ésta es frenética. Te recomendamos hablarle y ponerle música, esto le ayuda en su desarrollo. Sus ojos han madurado aún más y, aunque sus párpados están cerrados, se mueven constantemente.

Su pigmentación ya se ha iniciado preparándose para funcionar a partir del nacimiento y su sistema digestivo continúa su desarrollo, hasta llegar a ingerir medio litro de líquido amniótico. Es buen momento para realizar una ecografía o ultrasonido en 3D.

Ésta te permitirá conocer con detalle aspectos sobre el latido de su corazón, la cantidad de sangre que pasa por sus órganos o determinar si existe algún problema de circulación. El cansancio es más notorio y tal vez te cueste trabajo subir algunas escaleras. También puedes sufrir mareos debido a los cambios en la presión arterial. La digestión sigue comprometida por el aumento del útero y el estreñimiento es algo común en este momento.

Las ganas de orinar pueden hacerte levantar durante la noche, así que persiste el riesgo de una infección en las vías urinarias. Si sientes molestias cuando orinas no dudes en visitar a tu médico quién te dará el tratamiento más recomendable.

1 Comment

Dejar tu comentario