Semana 24 de tu embarazo

semana_24

Tu bebé:

Mide 30 centímetros y pesa casi los 600 gramos. El oído interno ha quedado completamente desarrollado y su sentido del equilibrio se encuentra funcional, por lo que el cerebro puede conocer la posición en la que el cuerpo se encuentra. De esta manera tu bebé se orienta, pues ya sabe si está boca arriba o boca abajo. Ya se han desarrollado prácticamente todos sus sentidos y ahora puede experimentar diferentes estados de ánimo.

Debido a la madurez de sus sentidos, puede comenzar a interpretar los estímulos que llegan del exterior, como tus palabras o las de su padre. Abre y cierra los ojos y percibe la luz de mejor manera. Su apariencia es muy similar a la de un recién nacido. Sus movimientos son más notorios. Durante el día cambia de posición en repetidas ocasiones y da pataditas cuando recibe estímulos. Los alvéolos pulmonares que comenzaron su desarrollo en la semana previa, terminarán de desarrollarse.

Tú:

Tu piel necesita más cuidados y es recomendable usar una crema hidratante. De igual forma tu peso es mayor y con esto los dolores de espalda son más intensos. Recuerda que durante el embarazo el aumento de peso debe ser de entre 9 y 15 kilos, si este límite es superado las molestias pueden ser mucho más notorias, por lo que cuidar tu alimentación y hacer ejercicio adecuado es algo que no debes olvidar en ninguna semana de tu embarazo. Además de las molestas várices, es común que tus pies comiencen a mostrar hinchazón o que sientas calambres en las pantorrillas.

Si quieres evitar un poco estos síntomas, lo mejor es evitar mantenerse de pie por mucho tiempo, o no sentarse en sillas demasiado bajas. Dar ligeras caminatas puede ayudar a reducir los síntomas. Se te recomienda realizar los estudios correspondientes al segundo trimestre de embarazo y así conocer cómo están tus niveles de glóbulos rojos y hierro, entre otros elementos.

De igual forma, determinar si todo marcha bien es necesario ya que, en caso contrario, tu médico te dará las indicaciones pertinentes.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario