Salpingoclasia

Una decisión que se debe tomar estando segura de no querer tener más hijos.

La Salpingoclasia comúnmente conocida como ligadura de trompas de Falopio es una cirugía a la que las mujeres se someten como método anticonceptivo permanente; es por ello que se debe estar segura de que ya no se quiere tener más hijos pues hacer reversible el efecto de la cirugía es muy complicado.

Ya no querer más embarazos es solo una de las razone por las que se practica esta cirugía pues también puede ser tomada la decisión en caso de que un embarazo más pueda ser de alto riesgo para la mujer y poner su vida en peligro.

La mayoría de las mujeres que se practican la Salpingoclasia son mayores de 30 años pues es una edad ideal para tomar la decisión.

Procedimiento

El proceso de la Salpingoclasia consiste en cerrar los conductos que comunican el útero con los ovarios.

Los dos métodos más comunes para la operación de salpingoclasia son la minilaparotomía, que se practica con anestesia local y sedación suave, y la laparoscopia, que requiere de anestesia general.

La duración de la cirugía es de aproximadamente 30 minutos y es ambulatoria pues se puede volver a la rutina normal después de permanecer en observación por un tiempo corto a menos de que exista alguna complicación.
La salpingoclasia tiene una efectividad del 99,20%. Si una mujer quedara embarazada tras la operación, existe mayor probabilidad de que el embarazo sea ectópico. El riesgo de embarazo es de 1 entre 200.

Ventajas

  • Es un anticonceptivo irreversible y definitivo.
  • Es una intervención sencilla.
  • No interfiere en las relaciones sexuales.
  • No altera tu producción de hormonas.

Desventajas

  • La reversibilidad de la cirugía es muy complicada.
  • No se recomienda en mujeres jóvenes.
  • No protege de enfermedades de transmisión sexual.
  • La cirugía es más complicada que la vasectomía en los hombres.
  • Es una operación no recomendable para mujeres jóvenes.
  • No se puede realizar en mujeres con sobrepeso.
  • No es recomendable realizar actividades físicas durante las semanas posteriores.
  • Pueden sentirse ligeros mareos, sensación de gases o hinchazón en el abdomen después de la cirugía.

Riesgos

• Existe riesgo de sufrir hemorragias.
• Pueden existir alteraciones en los ciclos menstruales.
• Pueden surgir lesiones en el intestino o daños en la vejiga durante la cirugía.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario