¿Que hago con mi placenta?

Sabemos que después del nacimiento de nuestro bebé, por naturaleza propia, nuestro cuerpo empieza con una serie de cambios desde hormonales, físicos, mentales etc… El cordón umbilical y la placenta es el conjunto más importante que puede existir ya que gracias a ellos, se transportan todos los nutrientes que llegan al bebé, pero donde realmente se da la comunicación MAMÁ- BEBÉ es con la placenta.

Es considerado un órgano compartido con diferentes funciones que ayudan a fortalecer y al crecimiento de tú bebé. La placenta sirve de protección porque cuenta con una temperatura estable, además que cuida de cualquier golpe o cambios de temperatura, se termina de formar al cuarto mes.

De igual forma se convierte en el principal filtro que impide que le lleguen al bebé virus , bacterias, tabaco, y alcohol. En la actualidad es tema controversial por diferentes ideas o formas de pensar. Saliendo del alumbramiento pasa a segundo plano el tema de la placenta y no se le da la importancia necesaria que realmente tiene.

Por ello te comentamos los siguientes planes que puedes hacer con tu placenta que será el mejor recuerdo de tú vida.

Tu placenta la puedes hacer en cápsulas, en la cual la placenta se deshidrata durante 18hrs, se pulveriza y se encapsula, la recomendación es que ingieras una al día como suplemento alimenticio. Esta ayuda a producir más leche, genera vitalidad y energía. Lo más importante es que evita la depresión Post-parto.

También la puedes degustar en forma de smoothie, parecerá raro pero a muchas les gusta el sabor, lo puedes preparar con moras o frutos rojos, chispas de chocolate, plátano, berries etc… Solo tienes que mezclar todos los ingredientes con la placenta que mide aproximadamente 3 cm.

Si quieres llevar tu vida y transformarla en una obra de arte, puedes hacer un cuadro, tomando tu placenta y plasmándola en un papel fabriano, te darás cuenta que en el momento que la quites, se forma el árbol de la vida.

Los pies más pequeños hacen las huellas más grandes en nuestros corazones.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario