¿Qué hacer cuando tu hijo dice no puedo?

Es muy normal que acudan al “no puedo”.

Es muy normal que haya momentos en que tu hijo se sienta desbordado por la tarea que le corresponde enfrentar. Hay niños que disfrutan con el reto pero cuando el cansancio aparece, es muy normal que acudan al “no puedo”.
Es entonces que debes sentarte con él y decirle que sí puede, porque él es capaz de lograr todo lo que se proponga, que no sólo hay que tener sueños, sino tratar de que se vuelvan realidad: los sueños son el alimento del ideal, y el ideal es la motivación de la voluntad. ¿Qué quieres hacer y por qué lo quieres hacer? Son preguntas obligadas antes de emprender la acción.

Con los medios adecuados, uno debe lanzarse a hacer las cosas, al menos la primera vez. Esto significa tomar la decisión, asumir el sacrificio que comporta y lanzarse con coraje y valentía. Aprender significa siempre entrar en el mundo de lo desconocido y a todos nos da al inicio un poco de miedo. Todo momento en la vida es una buena oportunidad para aprender y ser mejor y debemos siempre aprovecharla. Siempre hay una forma nueva y distinta de hacer las cosas mejor, pero hay que tener la humildad de aceptar que podemos mejorar. Este es el secreto de los triunfadores: humildad y coraje.

Cuando tu hijo sienta que no puede, ayúdale con paciencia a hacerse estas preguntas: ¿Qué quiero hacer? ¿Por qué lo quiero hacer? ¿Por qué no me han salido bien las cosas a la primera? ¿En qué puedo y debe cambiar para que me salgan mejor?

Quizás a la siguiente no triunfe totalmente pero si ha aprendido de lo vivido, ya ha dado un paso importante hacia la meta fundamental: aprender y mejorar. Estas lecciones nos enseñan a todos, que hay que seguir adelante porque podemos más de lo que nosotros creemos.

Lic. Nieves García
especialista de TAD (THINK • ACTION • DEVELOPMENT) en Educación, Desarrollo y Familia.
www.tad.org.mx / FB ThinkTad / Tw @ThinkTad

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario