¿Qué es el Tratamiento FIV?

Una técnica de reproducción asistida  realizada en laboratorio.

Para tener el milagro de concebir un bebé a veces es necesario pasar por muchas pruebas, resultando ser una experiencia un tanto compleja, misma que al final puede rendir frutos que nos hacen pensar que valió la pena.

FIV (Fecundación In Vitro) es una técnica de reproducción asistida en la que el óvulo se fecunda con los espermatozoides en el laboratorio, y los embriones así obtenidos se depositan en el útero de la paciente. El objetivo es conseguir que el tratamiento finalice con embarazo.

Para asegurar un mayor éxito y lograr un embarazo con el tratamiento FIV, se obtiene más de un óvulo para su fecundación. Normalmente las mujeres producimos un óvulo cada ciclo, sin embargo es necesario estimular al final del periodo para producir más de uno. La idea es producir una serie de óvulos al mismo tiempo.

No debe faltar una vigilancia diaria en la clínica de fertilidad, para observar el correcto desarrollo de los óvulos a través de ecografías. A medida que maduran, los folículos que los contienen se hinchan, produciendo una gran cantidad de estrógeno. El análisis de sangre detecta el incremento de estrógeno y mide con precisión el crecimiento de los folículos a través de una ecografía diaria.

La cosecha de los óvulos
La cosecha de los óvulos se realiza con una guía ultrasónica o laparoscópica. En ese momento están preparados para la fecundación con esperma. La guía ultrasónica es el uso de imágenes ultrasónicas para la retirada de los óvulos a través de una sonda; es una técnica menos invasiva que el uso de una laparoscopía y requiere de anestesia ligera o local.

La laparoscopía es otro método para observar la cavidad abdominal. Este método utiliza un telescopio muy fino que se introduce a través de una pequeña incisión en el ombligo. Este sistema ofrece una visión directa al cirujano, quien se apoya con una sonda fina para recoger los óvulos maduros. En este caso es necesaria la anestesia general, además de una pequeña cantidad de anhídrido carbónico que se inyecta con el objetivo de separar los órganos en la cavidad abdominal.

El éxito en la implantación
El paso siguiente se relaciona con la labor de fecundar los óvulos recogidos al mezclarlos con el semen de tu pareja, y después de 18 horas serán examinados con el fin de saber si ya ha sido fecundado alguno. No todos los óvulos serán fecundados, pero de dos a tres sí, los cuales serán incubados durante 48 horas o más, mientras se dividen en dos a cuatro células.

Finalmente, en este paso, si no se observan anomalías, se transfieren al útero un máximo de tres embriones.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario