Posiciones sexuales en el embarazo

Dependiendo del avance de tu embarazo.

La conocida posición del misionero se complica a medida que el embarazo avanza, pero hay otras posibilidades que pueden resultar muy placenteras para ti y tu pareja, y que son adecuadas para que las practiques durante tu embarazo.

Las posiciones laterales son lo mejor para la mayoría de las parejas. Tal es el caso de la posición donde él se coloca detrás de ti (cucharita). Aquí no existe ninguna presión a tu abdomen y deja libres sus manos para acariciarte.

Por lo general, las posiciones sentadas son también muy cómodas y agradables en los últimos meses, porque te permiten ajustar la postura, mantener un control y sentirte muy próxima a tu pareja.

Existirán situaciones en las que tal vez no quieras penetración, pero deseas jugar explorando nuevas maneras de gozar placer sensual. Las caricias y besos eróticos, la masturbación mutua y el sexo oral, son algunas ideas.

Un cambio en los hábitos sexuales

Es indudable que las relaciones sexuales en esta etapa puedan tener impacto o cambios significativos en la pareja. Sin embargo, el amor y la comprensión han de ser factores importantes que han de ayudar a minimizar cualquier pequeña eventualidad.

Tal vez tengas que hacer algunas modificaciones en tus hábitos sexuales. Una actitud abierta te podrá ayudar a enfrentar los cambios que se presentan y a encontrar maneras de usarlos en tu favor.

En tu embarazo tendrás algunos cambios físicos que han de transformar la manera en que te ves a ti misma, al tiempo que han de hacer evolucionar tu relación de pareja. Ejemplo de dichos cambios es la búsqueda o exploración de nuevas maneras de relacionarse, que incluyen nuevas posiciones sexuales, por ejemplo, que pueden hacer que tú y tu pareja encuentren nuevas maneras de placer mutuas.

Tal vez sea necesario que comprendas algunos cambios en ti, que pueden en primera instancia dejarte perpleja. Sin embargo, la comunicación con tu pareja será la mejor manera de abordarlo; lo que verdaderamente importa en este momento es amar, el coito no necesariamente es fundamental.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario