¿Por qué mi hijo moja la cama?

La enuresis.

Se puede decir que un niño sufre de enuresis cuando se orina en la cama o en la ropa de manera involuntaria, una vez que se había logrado el control de esfínteres por lo menos dos veces por semana, durante dos meses consecutivos.

Esta situación “no se quita sola”, no pasa simplemente, sino que hay que hacer algo para enfrentarla.

La enuresis puede tener un sin número de causas tanto médicas como psicológicas tales como:

  • el retraso en el desarrollo del control de la vejiga
  • desórdenes en el sueño, dificultades
  • problemáticas psicológicas y/o afectivas que impliquen angustia
  • temor o inseguridad

Pero ¿qué le puede estar pasando al niñoque moja la cama?

En la mayoría de los casos los niños presentan esta incontinencia cuando están pasando por una situación de vida que les ocasiona mucha angustia y que les resulta ajena o nueva, por ejemplo: la separación de los padres, el cambio de domicilio, la pérdida de un miembro de la familia o persona cercana, la llegada de un nuevo bebé en la familia, el cambio de escuela, los límites rígidos, la educación incongruente y los dobles mensajes, entre otras.

Uno de los factores más importantes es el ambiente familiar; cuando un niño crece en un medio de poco cariño, violencia, inestabilidad o sobreprotección, se incrementan las posibilidades de que se presente este padecimiento.

Existen padres que no comprenden qué es lo que sucede con su hijo, pero es una situación que requiere de atención oportuna.

Es comprensible la desesperación que como padre se siente frente a esta conducta del infante, pero burlarse de él, regañarlo o aplicarle castigos no lo va a resolver. Al contrario, se va incrementando la angustia y vergüenza que nuestro hijo experimenta. Es así como la ansiedad puede ser tanto una causa como una consecuencia de la enuresis.

¿Qué hacer?

Lo primero que debemos entender es la importancia de mantener un ambiente familiar y el escolar que promueva la comprensión y el apoyo en los niños.

Recordemos que todos los niños necesitan padres que los amen, eduquen y comprendan; la humillación y los castigos promueven su ansiedad, incrementando los síntomas y problemáticas que presentan.

Cuando uno de nuestros hijos sufre de enuresis está intentando decirnos que algo le está pasando, será nuestro trabajo ayudarlo y motivarlo para que se sienta acompañado en su proceso, pese a que de primer momento no podamos comprender lo que sucede.

Lo mejor que podemos hacer es informarnos y buscar ayuda de un especialista (médico y psicólogo), él cual nos acompañará en la búsqueda de estrategias para apoyar a nuestro hijo en las que la comunicación y la comprensión serán la base.

Si ya lo has intentado todo y pese a eso no se ha solucionado el problema de tu hijo, es el momento de buscar ayuda.

 

Psic. Tania Alvarez Madrid
Psicoterapeuta de Psicología y educación Integral, AC.
www.peiac.org
Tel: 4632-7889

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario