Pensión alimenticia

Puede ser solicitada en caso de divorcio.

En la mayoría de los estados, la pensión alimenticia puede ser solicitada en el divorcio por parte del conyugue que era dependiente de los ingresos del otro durante el curso del matrimonio; en la mayor parte es la esposa. Las amas de casa que no perciben ingresos económicos pueden tener una mejor oportunidad de recibir una indemnización de manutención del cónyuge. Sin embargo, en la actualidad existen muchos matrimonios en donde la manutención de la casa y los gastos son compartidos y en ellos, la tendencia de la corte es evitar la manutención del cónyuge en la mayoría de los casos o sólo hacer que esté disponible para fines de rehabilitación o reembolso.

Tipos de apoyo del esposo

En pocos casos, la manutención del cónyuge o pensión alimenticia es de carácter permanente; se presenta así cuando el matrimonio era de una duración muy larga y la persona que recibirá la pensión ya es de edad avanzada o padece de una enfermedad crónica o discapacidad.

En matrimonios donde el ama de casa nunca fue capaz de lograr un nivel de vida sin el apoyo de su esposo y era sumamente dependiente de él, también se puede otorgar una pensión permanente.

Otro tipo de concesión es la pensión alimenticia de reembolso, que se da a un cónyuge que mantenía el hogar mientras que su esposa iba a la escuela en la preparación para una carrera profesional.

Factores de la manutención del cónyuge

Cada estado tiene leyes diferentes en cuanto a los factores que se toman en cuenta a la hora de proporcionar una pensión. Las consideraciones típicas que se tocan en la mayoría de los estatutos del estado son:

  • Duración del matrimonio.
  • Edad y salud de los cónyugues.
  • Educación y competencias de empleo.
  • Capacidad de pagar la manutención.

En algunos estados el adulterio o abandono intencional de la pareja es un factor de peso en la decisión de dicho proceso.

¿Y cuándo hay hijos?

Cuando se produce un divorcio y hay hijos, los parámetros que se utilizan de manera habitual son:

  • Las necesidades de los hijos.
  • Su número y el nivel de ingresos o medios económicos de los padres.

Se debe asegurar que la pensión cubra con los gastos que conllevan las necesidades básicas de los hijos, tales como: vivienda, ropa, educación, esparcimiento y alimentos.

Por lo regular, se mantiene el derecho a la pensión alimenticia para los hijos hasta que cumplen 18 años, pero, en caso de estar cursando una carrera universitaria, podrían recibirla hasta cumplir los 21 años, según el Código Civil vigente en el estado de la República Mexicana de que se trate.

En el caso de que la pensión alimenticia para los hijos no sea brindada de forma voluntaria por los padres, existen dos vías para reclamarla: extrajudicial, y judicial.

Extrajudicial: Los progenitores pueden llegar a un acuerdo en cuanto al monto de la pensión alimenticia hijos, sin necesidad de acudir a un juez.
Judicial: la justicia dispone de medidas para obligar a que se efectúe el pago de la pensión alimenticia hijos. Las mismas van desde una citación intimatoria, hasta la prisión.

No existe una cantidad específica a convenir en cuanto a la pensión alimenticia; las circunstancias del divorcio marcarán el porcentaje.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario