Patrones de sueño de tu bebé

¿Cuánto debe dormir tu bebé?

A la mayoría de los padres primerizos les resulta muy difícil saber qué esperar de los patrones de sueño de su recién nacido. Quizá te preguntes cuánto tiempo y con qué frecuencia debe dormir tu recién nacido.

Aquí encontrarás algunas pautas generales sobre cuánto tiempo de sueño necesita tu bebé:

Recién nacidos – 16-20 horas al día
3 semanas – 16-18 horas al día
6 semanas – 15-16 horas al día
4 meses – 9-12 horas por la noche. A esta edad, la mayoría de los bebés también necesitará dos siestas de 2 a 3 horas cada una durante el día.
6 meses – hasta 11 horas por la noche y dos siestas durante el día, variando de 1½ a 2½ horas cada una.

Desde los 9 meses hasta el año de edad-, los bebés necesitan dormir entre 11 y 12 horas por la noche. También pueden tomar siestas de una o dos horas durante el día. Si bien todos los bebés y recién nacidos son diferentes, ésta es simplemente una guía para dar a los padres primerizos una idea del promedio. Ten presente que no todos los bebés son iguales — algunos necesitarán más o menos horas de sueño que otros.

Tu recién nacido no sabrá la diferencia entre la noche y el día y dormirá y comerá a diferentes horas — es por esto que verás que tu recién nacido dormirá la mayor parte del día y de la noche, despertándose sólo para alimentarse. Esto es normal. La mayoría de bebés dormirá entre 8 y 9 horas por la noche. Pero, como ya lo debes saber, ¡la mayoría de bebés no duerme de manera continua en la noche!

Es normal que la mayoría de recién nacidos e infantes no empiecen a dormir toda la noche hasta tener unos tres meses de edad o hasta pesar de 5 a 6 kg. Como eres una madre primeriza, tienes que estar consciente de que en las primeras 5 a 6 semanas no deberías dejar que tu bebé duerma por más de 5 horas sin alimentarse. Los bebés tienen estómagos más pequeños, razón por la cual necesitan alimentarse cada 3 a 4 horas. En general, no tienes que despertar a tu bebé para alimentarlo a menos que tu médico te haya dado instrucciones específicas al respecto.

Un consejo final: nunca, bajo ninguna circunstancia, pongas a tu bebé en la cama con una botella preparada para alimentarse. Eso es peligroso. Puede producir infecciones en el oído e incluso ahogamiento.

Por: Doctora Aliza

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario