Obstrucción mamaria.

La obstrucción mamaria se deriva de la falta de un correcto drenaje del pecho obstruyéndose uno o varios de los conductos de leche. Se presenta un bulto en el pecho que causa dolor y suele aparecer en la zona de la axila pero puede recorrerse al pecho.

Por lo general solo afecta un pecho y aparece de forma gradual presentando mayor dolor al principio de la toma pues al final suele disminuir de tamaño.

Causas.

Existen varias razones por las cuales puede presentarse este problema. Te enlistamos las más comunes:

  • Drenaje de leche inadecuado debido a una succión inadecuada.
  • Tomas reducidas en duración y con poca frecuencia.
  • Presión por parte de la mano del bebé en las tomas.
  • Amamantar a gemelos o más bebés.
  • Inflamación bacteriana, por hongos, alergia o lesión.
  • Demasiada producción de leche comparada con la demanda del bebé.

Recomendaciones.

Por lo general suele desaparecer después de un par de días si se siguen ciertas recomendaciones comenzando por un agarre adecuado del bebé para mejorar la extracción de leche.

Se debe evitar obstruir el flujo de la leche ya sea sosteniendo el pecho con la mano muy cerca del pezón o utilizando ropa demasiado ajustada.

Si después de la toma queda leche se puede extraer de forma manual masajeando la zona afectada hacia el pezón.

Es recomendable ofrecer el pecho afectado si es posible cada dos horas y antes se puede aplicar calor húmedo con compresas de agua caliente o un baño con agua caliente.

Una obstrucción mamaria debe tratarse lo más pronto posible pues si se complica, puede convertirse en una mastitis o un absceso.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario