¡No más pérdida de cabello post-parto!

La mayoría de las mamás, dos o tres meses después del nacimiento de sus bebés, comienzan a experimentar la pérdida de cabello más de lo normal, esto suele preocuparlas. Desde el momento del parto, los niveles de estrógeno  disminuyen drásticamente; pero no notamos este cambio hasta pasadas algunas semanas, ya que la fibra capilar se ve afectada y se les cae el pelo en exceso.

Es importante tener claro, que cada caso puede ser diferente, mientras algunas mujeres apenas lo notan y tienen una recuperación inmediata, muchas mamás  pueden durar meses con la caída de cabello y recuperar su aspecto normal, antes de que el bebé cumpla un año.

Pero no te alarmes, es un proceso completamente natural, por el que todas pasamos o pasaremos después de ser mamás, así que no hay nada que temer, aquí  te compartimos una serie de recomendaciones para la caída del cabello post maternidad:

Mantén una dieta equilibrada

Recuerda que la alimentación es clave para cuidar tanto tu salud como la de tu bebé, para ello, deberás aportar todos los nutrientes y vitaminas que tu cuerpo necesita, de esta manera también mantendrás la salud de tu cabello desde adentro. Puedes enriquecer tu dieta con: avellanas, kiwi, legumbres y zanahorias, alimentos que está comprobado ayudan  al bienestar de tu cabello debido a sus propiedades.

Infórmate acerca de los suplementos nutricionales

Consulta a tu médico para que te apoye a encontrar el suplemento adecuado para ti, sobre todo si practicas la lactancia, para que ni tú ni tu bebé, tengan problema alguno. Existen complementos vitamínicos especiales para fortalecer el pelo en esta etapa, que contienen los nutrientes necesarios para el mantenimiento de tu salud capilar.

Encuentra el shampoo ideal para ti

No es necesario utilizar un shampoo para la caída de cabello si no tienes problemas capilares de gravedad, es suficiente usar un shampoo suave con pH neutro que sea beneficioso para tu cuero cabelludo y no dañe la fibra capilar.

¿Cómo cuido mi cabello?

Es muy sencillo, hay que evitar los tratamientos agresivos como: tintes con amoniaco, alisados fuertes, permanentes, tratamientos anti caída profesionales, así como el uso de secadoras, planchas, cepillos ásperos, etc., ya que pueden tornar tu cabello más quebradizo en esta etapa. Aprovecha y realízate un corte que te ayude a eliminar puntas secas y devolver fuerza y brillo a tu cabello.

Mantén la calma ante todo

Procura mantenerla ante situaciones de estrés que puedan acentuar la caída del cabello y afectar tu cuerpo a diferentes niveles, como puede ser la falta de sueño y las preocupaciones en exceso por el nacimiento de tú bebé.

¿Notaste lo fácil que es tratar la caída de cabello? Con estos consejos, mucha paciencia y un poco de tiempo, recuperarás tu melena de ensueño.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario