¡No más pañales!

Uno de los primeros logros en la vida de tu bebé es el poder ir solo al baño, ya que, a partir de este gran paso, tu bebé  empezará a ser más independiente. Sin embargo, es importante que para cuando este momento llegue, tu pequeño se encuentre listo física y emocionalmente.

¿Cómo saber que se encuentra listo?

Cada pequeño madura de manera diferente; mientras que algunos niños muestran señales de estar listos alrededor del año- año y medio, otros no lo consiguen hasta los tres años. El tiempo que les tome lograrlo no tiene nada que ver con el desarrollo, sino más bien, con la personalidad o la motivación del niño, en realidad es una serie de habilidades individuales que debe desarrollar  tu hijo antes de dejar el pañal, tales como aprender a identificar las señales que emite su cuerpo y empezar a controlar sus esfínteres.

Así que ten paciencia y dale su tiempo hasta que se sienta seguro, te compartimos estos consejos para ayudarlo a dar este gran pasó:

  • Prepárense para el gran momento:

Consigue un baño entrenador, esto le dará confianza a tu bebé antes de usar el inodoro ya que podrá apoyar sus pies en el piso, logrando el equilibrio que necesita para sentirse seguro.

Coloca su baño entrenador en un lugar que sea conveniente y cómodo para tu bebé, no tiene que ser necesariamente el baño, lo importante es lograr un fácil acceso al espacio y darle a entender que ese es un espacio completamente especial para él.

  • Aprendiendo juntos:

Invita a tu bebé a sentarse en su pequeña tasa de baño (puede ser aún con ropa y pañal puesto) un rato para que se vaya familiarizando con el proceso, no importa que no haga nada. Puedes mostrarle cuentos sobre dejar el pañal, los cuales también te serán de mucha ayuda o incluso puedes dejar que te acompañe cuando vayas al baño, así comprenderá que es algo completamente normal.

Una vez que tu pequeño se sienta cómodo al sentarse en su baño entrenador, es momento de practicar sin ropa. Esto le ayudará a familiarizarse con el concepto de desvestirse antes de ir al baño. También platica con él acerca de la importancia de avisar cuando quiera hacer uso del baño y colócale prendas que pueda quitarse con facilidad a la hora de necesitarlo, tales como la ropa interior de entrenamiento.

No olvides felicitar a tu hijo por cada avance que demuestra, por muy pequeño que sea. El reconocer sus logros jugará un papel muy importante en este cambio.

  • Dando el gran paso:

Es importante que no regañes a tu bebé si moja su ropa interior de entrenamiento,  pero tampoco lo minimices, platica con él y explícale que lo correcto es que llegue a tiempo al baño. Cámbialo de ropa y no le des más importancia al asunto.

Una vez que tu bebé haya tenido éxito durante unos días, puedes comenzar cambiando su ropa interior y empezar a hacer uso del baño de la casa.

Cuéntanos  ¿Tu ya lograste que tu bebé use el baño solo?

 

 

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario