Los problemas de pareja y sus efectos en los hijos

La psicoterapia de pareja es una opción para crear estos canales de comunicación.

En el transcurso de toda relación de pareja, la aparición de los problemas es algo de lo que nadie se puede escapar. Hay algunos que son más graves que otros, pero aun así no dejan de tener efectos en la forma en que se da la dinámica de la pareja.

Cuando dicha pareja tiene hijos, es cuando hay que tener más cuidado en lo que respecta al manejo de los conflictos, ya que los niños son muy receptivos con este tipo de situaciones. El pensamiento común es el de que los niños no se dan cuenta de muchas de las cosas que suceden en su entorno, pero eso está muy lejos de ser verdad, sobre todo a partir de que comienzan a hablar.

Cuando la relación de pareja atraviesa por un periodo de conflicto o es una relación conflictiva, los niños pueden manifestar una serie de problemas psicológicos tales como: enuresis, que es cuando los niños se orinan en la cama; problemas de conducta como la agresividad; problemas de aprendizaje, entre otros.

También pueden desarrollar fantasías que intenten explicar la razón por la cual los padres pelean y discuten; muchas veces se culpan pensando que el motivo de la pelea es que el niño hace algo malo, o está portándose mal. Esto a la larga puede atraerle una serie de problemas en la confianza que va desarrollando en sí mismo.

Se pueden presentar casos de niños muy tímidos, que les cueste mucho el relacionarse con las personas, cuya posibilidad es que se dejen manipular muy fácilmente por los demás en su búsqueda de aceptación.

Por eso es importante que los padres les expliquen a sus hijos que los problemas que tienen como pareja no tienen nada que ver con ellos, además de buscar espacios en donde el niño no esté expuesto a las discusiones, sobre todo hay gritos u otro tipo de expresiones de violencia.

También es importante que los miembros de la pareja puedan crear canales de comunicación que permita el que las discusiones sean llevadas de forma tranquila sin recurrir a los gritos y mucho menos a la violencia.

La psicoterapia de pareja es una opción para crear estos canales de comunicación, para encontrar formas de resolución funcionales de los problemas de pareja y, en casos en donde las problemáticas sean irresolubles y no exista ya un deseo de continuar como pareja, la psicoterapia también puede ayudar a finalizar la relación de forma amistosa, sobre todo si la pareja ya ha tenido hijos.

Psic. Eduardo Contreras Merino

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario