Los pañales para tu bebé

¿Cómo escoger el pañal apropiado?

¿Sabías que para cuando llegue el momento de entrenar a tu bebé en el uso del baño habrás cambiado entre 4,000 y 6,000 pañales? Así que, una vez dicho esto y antes de comenzar, debes saber que tu elección del pañal estará influenciada en gran parte por tu estilo de vida y tus necesidades. Considera con cuidado tus opciones.

Hay dos categorías de pañales de donde escoger: desechables y de tela, y cada una tiene sus propias ventajas e inconvenientes.

1- Desechables:

Si bien los pañales desechables son más convenientes y requieren que los manipules menos que los pañales de tela, son un producto de desecho que termina en nuestros basureros. Así que es eso algo que debes tener en cuenta ya que tiene un impacto para el medio ambiente.

Si decides usar un pañal desechable en lugar de otro de tela, el primer paso que debes dar es tener en cuenta su tamaño. Aunque la mayoría de los bebés son muy pequeños, los pañales en forma de U son los mejores para acomodar sus nalguitas. Los pañales desechables también vienen con un corte conveniente para el cordón umbilical. Esto permite ventilar esta área sensible en un momento en que se está curando. Si escoges un pañal de tela, asegúrate de doblarlo de forma que no cubra esta área. De esa manera estará expuesta al aire, no a la orina del bebé.

Conforme crece tu bebé, también cambiará el tamaño de tu pañal desechable, sus hábitos alimenticios y de sueño también cambian. Esto afecta el tipo de absorbencia del pañal que necesitarás, así como la frecuencia con la cual cambiarás los pañales. No dejes a tu bebé con un pañal sucio por más de 3 a 4 horas. No sólo estará tu bebé incómodo e inquieto, sino que tú tampoco querrás aumentar las posibilidades de que desarrolle sarpullido provocado por el pañal u otras irritaciones en la piel.

2- Pañales de tela:

Hablando de manera general, los pañales de tela son mejores con respecto al medio ambiente. Sin embargo, sí aumentan tus tareas de lavandería pues requieren más de tu tiempo y energía. Nuevamente, dependiendo de tu estilo de vida, puede que éstos sean o no algo que debes tomar en cuenta cuando tomes una decisión. Los partidarios de los pañales de tela serán los primeros en decirte que provocan menos sarpullido si se los compara con los desechables siempre y cuando se cambia al bebé con suficiente frecuencia. Además de lavarlos, debes doblarlos y usar imperdibles o ganchos y cubiertas de plástico.

Desde otro punto de vista más positivo, los estilos de los pañales de tela de hoy día son más coloridos y atractivos que los del pasado, están considerados tan convenientes como los desechables —incluso, algunos sostienen que funcionan mejor—, pero sólo cuando hayas probado los desechables y los de tela sabrás cuál te funciona mejor a ti.

Si quieres obtener más información sobre los diferentes tipos de pañales de tela disponibles hoy en día, aquí tienes unos puntos destacados:

Todo-en-uno/Todo-en-dos: Piensa en éstos como versiones en tela de los pañales desechables. Éstos vienen como una pieza. La diferencia es que los Todo-en-dos tienen un inserto adicional que sirve de capa absorbente, mientras que los Todo-en-uno tienen el inserto y la cubierta externa en una sola pieza, así que ya estás lista.

Pañales ajustados: Como su nombre indica, estos pañales son ajustados en los bordes para ayudar a evitar fugas. Pero ten en cuenta que esta opción requiere una cubierta de pañal.

Llanos y predoblados: Sí, éstos son el tipo de pañal que tú crees que es, ¡el tipo antiguo! En realidad están confeccionados para ser un poco más convenientes hoy en día, pues usan broches en lugar de imperdibles. Sin embargo, no están ajustados y requieren el doblado. Siempre están las opciones predobladas, que ofrecen más tela y, por lo tanto, más absorbencia. Son, con mucho, la opción más barata en pañales de tela. Ten esto presente si el costo es un factor en tu elección.

Pañales de bolsillo: Son similares a los de la opción de Todo-en-dos, sólo que los insertos van en un bolsillo en lugar de en los asientos del pañal. Lo mejor de esto es que puedes usar cualquier material natural y orgánico como pieza para insertar y así proporcionar más absorción y protección.

Pañales de un solo tamaño: ¡El nombre lo dice todo! Un pañal de un solo tamaño que puedes usar desde que el niño es infante hasta que está en entrenamiento para usar el baño. Y, para las mamás con niños de más edad y más jóvenes que aún están en fases diferentes de uso de pañales, no hay nada más conveniente que un pañal de un solo tamaño.

Una vez que hayas decidido qué tipo de pañal de tela quieres usar, piensa también en qué forro y cubierta de pañales puedes necesitar.

Existen muchas opciones en el mercado, así que no te sientas abrumada. Vale la pena tomarte tu tiempo en vista de los muchos cambios de pañales que tendrás que hacer sólo en el primer año. Te sentirás realmente a gusto sabiendo que estás tomando una decisión personal basada en tu propio estilo de vida y en tus necesidades.

Por Dra. Aliza

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario