No le gusta ir a la escuela

Consejos de los especialistas.

En este artículo de damos algunos consejos y respuestas de por qué tu pequeño se queja de la escuela.

Llora y te dice que quiere quedarse en casa.

Consejos de un maestro

Algunos niños tienen dificultades para ir a la escuela, pero una vez allí, recuperan su buen humor y participan con entusiasmo en las actividades. Pregunta al maestro cómo se comporta, puede ser suficiente para tranquilizarte.

Cuando hay un problema que suele repetirse, es porque el niño no se siente cómodo en el recreo o en el comedor. Son lugares ruidosos donde tu pequeño se encuentra con algunos niños mayores y pierde sus puntos de referencia habituales. Una vez más, no dudes en hablar con el profesor.

Es cierto que él no es la persona que vigila el recreo, pero puede hablar con el supervisor.

Consejo de un psicólogo

A veces es difícil para tu pequeño salir de la casa en la mañana, porque tal vez no se imagina lo que va a suceder. ¿Por qué no hacer un dibujo con colores que corresponden a las diferentes “etapas” del día?

Dibujar el momento que se queda con la maestra haciendo actividades, la comida, la siesta, y el momento que lo vas a recoger. Eso lo puede ayudar a materializar el tiempo, que todavía es un concepto muy abstracto para tu pequeño.

No te deja ir del salón

El consejo de un maestro
Sería mejor que lo acompañe su papá. Los papás, por lo general, son más estrictos, permitiendo una separación más sencilla. Si el papá no puede ir, entonces vas tú, pero no te tardes al momento de dejarlo. Un beso, quizás dos, y te sales rápido. Evita saludarlo por la ventana cuando pasas frente al salón. Si no te deja ir o empieza a correr detrás de ti, haz un acuerdo con la maestra que lo recibe cuando llega, para que se encargue de él.

Consejo de un psicólogo
Si dos meses después de que empezaron las clases, tu pequeño sigue llorando, es probable que sea difícil para ti también el dejarlo. ¿Qué es lo difícil? Trata de poner las cosas en claro contigo mismo, esto te ayudará a no proyectar tus propias ansiedades en tu pequeño. Para ayudarlo a aceptar la separación, puedes darle un peluche, un juguete o un objeto tuyo.

Te dice que su maestra es mala

El consejo de un maestro
Trata de conocer el motivo por el que tu pequeño dice eso. ¿Por qué piensa así?, ¿la maestra no se preocupa por él? Es claro que no puede dedicarse exclusivamente a él, ya que debe cuidar a todos los niños del salón. ¿Por qué lo regaña o regaña a otros niños? En la escuela, como en casa, hay reglas que respetar. Por el bienestar del salón, es normal que la maestra les recuerde las reglas.

Consejo de un psicólogo
Platica con los otros papás. ¿Quizá esa maestra tiene la fama de ser estricta? En este caso, explica a tu pequeño que los adultos pueden tener caracteres diferentes, y que la manera de ser de su maestra es parte de su carácter. Desgraciadamente no se puede hacer nada. En la vida siempre hay que adaptarse. El próximo año tendrá otra maestra.

Tiene miedo de hacer algo mal y ser regañado

El consejo de un maestro
Tranquilízalo, explícale que está en la escuela para aprender y que es normal que a veces se equivoque. Además, el papel de la maestra es guiarlo y ayudarlo a tener éxito. Poco a poco, este sentimiento de miedo va a desaparecer. También es posible que no entienda las instrucciones del profesor. Si no está seguro de qué hacer, no debe dudar en solicitar una nueva explicación antes de empezar.

Consejo de un psicólogo
No es recomendable decirle que no se preocupe, y que se le va a quitar. Esto puede indicar una falta de autoestima. Si observas que en la casa también tiene miedo de no hacer las cosas bien, no dudes en consultar a un psicólogo que hará su diagnóstico: ¿falta de confianza en él mismo?, ¿ansiedad? El especialista entonces, si es necesario, lo ayudará a resolver este problema.

Se queja de que no tiene amigos

El consejo de un maestro
Habla con el maestro para averiguar lo que realmente sucede. ¿Tu hijo está siempre solo en un rincón durante el recreo? A veces con una sola pelea, es suficiente para que tu pequeño diga que no tiene amigos. Si el maestro te confirma que rara vez juega con los demás, trata de conocer a los niños con quien tiene mayor contacto. Quizás puedas invitarlos después de las clases o el fin de semana, para fortalecer los lazos con tu hijo.

Consejo de un psicólogo
A los 3 años, el niño comparte juegos con los que se encuentran a su alrededor, pero en realidad no hace el esfuerzo para acercarse al otro. Le puedes aconsejar acercarse a los demás, explicándole que tú, a su edad, lo hacías. También puede ser que haya un desfase entre él y los demás. Puede ser que sea más o menos maduro que los demás (sobre todo si nace a finales del año, a esta edad, seis meses de diferencia, son muchísimos). Si tampoco tiene amigos fuera de la escuela, en este caso no dudes en consultar a un especialista.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario