Lactancia Materna: Desarrollo Biológico y Emocional

Proviene de una fuente 100% natural.

Ante los grandes beneficios que representa la leche materna tanto para el hijo que la recibe como para la madre que la genera y el padre que los protege, es necesario seguir impulsando su consumo, así lo señala el Dr. Horacio Reyes, director de la Asociación Pro Lactancia Materna (APROLAM).

Y es que se sabe que la leche materna brinda importantes ventajas no sólo a nivel biológico sino también emocional. En la parte nutrimental e inmunológica del bebé, el consumo de la leche materna evita enfermedades como diarreas, infecciones respiratorias, infecciones de oídos, infecciones urinarias, desnutrición y alergias; favorece su crecimiento y el desarrollo visual, etc. Mientras que en la parte emocional, la práctica favorece el desarrollo del vínculo madre-padre-hijo, que genera la formación de personas seguras y capaces de proporcionar afecto.

Incluso en el fortalecimiento de este vínculo que si bien se da con más fuerza entre la madre y el hijo (por la situación biológica), es posible la participación del padre en tanto es un colaborador clave en asegurar las condiciones para que la práctica se lleve a cabo de la mejor manera.

Este vínculo madre-padre-hijo repercutirá, sin duda, en el tipo de relación familiar que desarrollen con el tiempo pero que de antemano se verá cimentado en un comienzo altamente benéfico si se cuida que madre e hijo estén cercanos desde el primer momento a través de la lactancia.

En este sentido, es fundamental señalar que no hay mejor alimento -que además proviene de una fuente 100% natural- para el recién nacido, indica el también pediatra. Más allá y atendiendo a las necesidades del niño y de la madre, se recomienda que sean ellos quienes encuentren de manera natural, las posiciones y tiempos que mejor les acomoden para asegurar el éxito de la lactancia. Incluso es aprender a escuchar los requerimientos básicos del hijo y de los padres: uno en el sentido de supervivencia, identidad y pertenencia; los otros en cuanto a la donación a través de la generación y garantía del alimento.

Con la leche materna, se cubren aspectos de nutrición y necesidades inmunológicas.

También se fortalece considerablemente el vínculo padre-madre-hijo

Por: Lucía Rincón

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario