La seguridad en casa

El modo de descubrimiento del mundo.

El modo de descubrimiento del mundo para el bebé se representa por la oralidad (pone todo en su boca) y el tacto. Cada lugar de la casa puede ser peligroso, por eso es importante seguir los diferentes consejos que te damos en este artículo.

La cocina:

La cocina es uno de los lugares más peligrosos de tu casa, por eso que es muy importante asegurarla. Primero la estufa, no hay nada más divertido que apretar todos los botones. Si puedes escoger, elige una eléctrica.

En el caso de una de gas prueba las perillas, y el grado de dificultad para apretar y girar algún botón; será más difícil que tu pequeño lo pueda hacer. Cuidado también con la puerta del horno, existen algunas puertas que no se calientan, obviamente son un poco más caras.

Cuando cocinas puedes poner a tu pequeño en su silla para que te vea. De esa manera, no te arriesgas a que pase algo.

Ten mucho cuidado para no dejar la cola de las cazuelas hacia afuera, y el consejo es válido también para una tasa de café hirviendo… Antes de darle su biberón, checa la temperatura, pon algunas gotas en tu mano.

El cuarto de baño:

Los riesgos de quemaduras no son únicamente en la cocina. Cuando preparas el baño de tu bebé, comienza por probar la temperatura con tu mano. Una vez en la tina, no dejes de vigilarlo.

Si suena el teléfono, déjalo sonar, recuerda que 10 centímetros de agua son suficientes para que se ahogue. Si es un poco más grande, tu pequeño tendrá ganas de alcanzarte y se puede resbalar en la tina o en el piso.

Tapa todos los enchufes de la casa para que no ponga sus deditos, pero no te olvides la secadora, el rastrillo eléctrico, o la radio cerca de la tina o de la ducha. Los riesgos de electrocución son numerosos con la presencia de agua.

También es muy importante guardar todos los productos de limpieza en un mueble cerrado con llave, o con un sistema adaptado. No te olvides de los productos cosméticos, que también pueden ser muy tóxicos. Guárdalos bien o ponlos en un lugar alto.

Su cuarto:

Aun en su cuarto, algunas cosas pueden ser peligrosas. Las caídas del cambiador suelen ser más comunes de lo que pensamos. Un consejo: siempre deja una mano en su vientre o cárgalo si tienes que buscar algo.

Los riesgos no hacen falta: los barrotes de su cama, los cordones de las cortinas, sus juguetes. Nunca dejes un animal doméstico entrar en su cuarto, podría tomar la cama de tu pequeño como la suya, y los riesgos de sofocación son importantes.

De igual manera quita los grandes peluches de su cama. Si su cuarto está en el primer piso, pon una barrera de seguridad en las escaleras.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario