La meditación en mi embarazo

Meditar es una forma de desprender el cuerpo, la mente y el alma,  para estar tranquilos y en paz, pero a su vez nos ayuda a estar en forma y equilibrada.

El meditar nos ayuda a concentrarnos y a canalizar nuestras actitudes y emociones por lo que reduce el nivel de ansiedad y quita el estrés.

Debido al embarazo en ocasiones se tiene un desequilibrio emocional,  por ello es necesario hacer cosas diferentes para que puedas tener un parto tranquilo y estable.

Practicar meditación el embarazo ayuda de la siguiente manera:

  • Tranquilidad
  • Disminuye la tensión muscular
  • Controla la presión y respiración
  • Regula el ritmo cardiaco
  • Ofrece serenidad

La meditación no es obligación pero se convierte en una forma de vida que requiere de unos minutos en el día, sólo es cuestión de convertirlo en un hábito cotidiano y esto ayudará al estado de ánimo en el embarazo.

En el embarazo cómo puedes realizar tu meditación:

  • Busca un lugar en el que te sientas cómoda, puede ser en tu cuarto, en el jardín o donde se te facilite más.
  • Deberás sentarte correctamente para que tu columna este recta ya que en unos minutos no te podrás parar.
  • Empezarás cerrando los ojos controlando la respiración del abdomen en tres ocasiones.
  • El cuerpo se va a relajar y la respiración se acostumbrara al ritmo natural.
  • La mente deberá estar despejada y siempre mantener relajado el cuerpo y la respiración.
  • Para terminar haz tres respiraciones profundas con los ojos cerrados y lenta.

Todo estos tips ayudaran a transmitirle una sensación de felicidad a tu bebé.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario