La hora del baño

¿Cómo lo hago?

La hora del baño debe ser un momento muy especial entre tú y tu bebé ya que interviene el contacto físico a través de caricias y mimos.

Los primeros baños están llenos de dudas y nerviosismo pero es muy importante que estés tranquila y deje de lado el nerviosismo; por ello te damos 7 pasos para disfrutarlo junto con tu bebé:

  1. Coloca al bebé sobre el cambiador y desvístelo dejándole puesto solo el pañal. Envuélvelo en una toalla y con un poco de algodón y agua tibia comienza a lavar su cara, cuello y sus ojos. El cabello del recién nacido solo se necesita lavar una o dos veces por semana.
  2. Llena la tina y asegúrate de que el agua esté a 37° centígrados.
  3. Quítale el pañal y sostén su cabeza con el hueco del brazo mientras se sostiene la parte exterior de su hombro con la mano y con la otra su cadera y sumergir al bebé empezando por los pies.
  4. Suelta la mano de la cadera y tómalo con la otra mano por la axila. Con la esponja enjabona todo su cuerpo. Es muy importante lavar todas las zonas con pliegues como axilas, piernas y cuello.
  5. Voltea al bebé y sujétalo por la parte exterior del hombro, pasando el brazo por delante de su pecho. Suavemente con la esponja lava su espalda y sus nalgas.
  6. Vuélvelo a colocar boca arriba, sostén su cabeza con una mano y con la otra su cadera. Coloca la toalla sobre tu pecho sosteniéndola con la barbilla y envuélvelo. Recuéstalo sobre el cambiador o la cama y sécalo suavemente con ligeros toques.
  7. Una vez seco, coloca el pañal y una camiseta para posteriormente lavar la parte externa de sus oídos y su nariz.

Después de unas semanas la mayoría de los bebés se divierten y disfrutan de la hora del baño.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario