La circuncisión

La circuncisión es la operación en la que se quita el prepucio, que es la piel que recubre al glande.

De los años 50 a 70, la tendencia en la mayoría de las familias occidentales era la de prácticar circuncisión a todo recién nacido varón, de ser posible, dentro de los primeros ocho días de vida.

Existen religiones como la judía en la que la circuncisión es parte importante de las costumbres religiosas.

Procedimiento

La circuncisión es el procedimiento mediante el cual se corta el prepucio para dejar al descubierto el glande. Esto se logra realizando un corte de piel redundante y también usando varios dispositivos en forma de campana que se colocan para interrumpir la circulación de la piel del prepucio para lograr así liberar el glande.

Existen varias formas de realizar la circuncisión, sin embargo, dos son las más empleadas en la etapa del recién nacido:

La realizada con un anillo de plástico, mejor conocido como plastibell, en la cual se coloca éste entre el glande y el prepucio. Se utiliza una cinta de algodón que apriete fuertemente al prepucio contra el anillo de plástico y la campana se caerá en un lapso de 7 a 14 días junto con un poco de prepucio excedente.

La segunda es el realizar a base de compresión del prepucio excedente el corte de éste pero con una campana metálica que se presiona so0bre un orificio en una platina, dejando ya totalmente circuncidado al niño en ese momento.

Cuidados.

Ambas técnicas requieren de cuidados posteriores por un lapso que puede variar entre 5 y 14 días. Deberá tener ciertos cuidados:

  • La aplicación de pomadas lubricantes con antibióticos y/o cicatrizantes en cada cambio de pañal.
  • Un baño del pene cuidadoso que al secar se realice con presión y no con frotamiento.
  • Una revisión a la semana para ver el estado final de la operación.
Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario