La andadera

¿Usarla o no?

La utilización de las andaderas en los bebés ha sido tema de discusión entre padres de familia y especialistas ya que se dice que su uso podría afectar en el crecimiento y desarrollo de los pequeños.

La andadera inicialmente fue diseñada para utilizarse con personas que de manera independiente no les era posible desplazarse. Posteriormente comenzó a utilizarse como herramienta para que las madres pudieran realizar alguna otra actividad sin la preocupación de que sus pequeños sufrieran algún accidente.

Especialistas aseguran que colocar a los bebés en la andadera no es una buena idea en cuestión de seguridad por diferentes razones como alcanzar algún objeto con el que pueda lastimarse además de no permitirle gatear y explorar por él mismo para así intentar levantarse y dar sus primeros pasos.

A lo largo de la historia la andadera no ha estado al alcance de todas las personas ni presente en sus vidas, situación que no ha sido perjudicial en su aprendizaje a caminar, por lo que claramente podemos concluir que el uso de la andadera no enseña a caminar a los bebés.

Cuando un niño utiliza la andadera no ejercita habilidades como el equilibrio además de contribuir a problemas de piernas y cadera posteriores.

La Academia Americana de Pediatria recomienda no usar andaderas para bebés.

2 Comments

Dejar tu comentario