Importancia de comer verduras

Puede proteger a los bebés de desarrollar diabetes.

Si eres de las mamás que olvidan darle importancia al consumo diario de verduras, esto seguro te interesa.

Estudios recientes determinaron que las madres que consumen porciones adecuadas de verduras al día, disminuyen el riesgo de que su hijo padezca diabetes tipo

¿Por qué el consumo frecuente de verduras puede influir positivamente en la salud de la madre y del pequeño?

Por su aporte de fibra: ayudan a la madre a evitar el estreñimiento y a tener una mejor digestión. Además representan una opción inteligente para satisfacer el hambre y favorecer un peso adecuado.

Agua: las verduras están formadas por 75 a 95 por ciento de agua, lo que las vuelve una colación que brinda una gran cantidad de nutrimentos con bajo aporte de calorías, pudiendo desplazar a alimentos como botanas fritas (que son altas en calorías, azúcares y grasas saturadas).
Son fuente de diferentes vitaminas y minerales importantes para el embarazo como:

  • Ácido fólico. Previene defectos de nacimiento y ayuda a la formación del tubo neural en el bebé. Los espárragos, espinacas, brócoli, coles de Bruselas, repollo o col, son verduras que aportan esta vitamina.
  • Hierro. Previene la anemia, ayuda a desarrollar los músculos del bebé, y reduce probabilidades de un nacimiento prematuro. Verduras que aportan este mineral: brócoli, coliflor, romeritos, ejotes, berros, flor de calabaza
  • Zinc. Previene las náuseas en la madre y ayuda al crecimiento del feto. Verduras que aportan este mineral: chícharos, zanahorias 4) Magnesio. Previene calambres en la madre. Las espinacas, brócoli, col cruda, berenjena cocida, apio crudo y champiñones crudos, son opciones de verduras que ayudan a cubrir el requerimiento de este mineral.
  • Vitamina A. Actúa sobre la piel, mucosas y desarrollo de huesos. Verduras que aportan esta vitamina: zanahoria, brócoli, jitomate, col, espinacas.
  • Vitamina C. Ayuda a prevenir infecciones y favorece el aprovechamiento del hierro. Verduras que aportan esta vitamina: pimiento rojo y verde, coles de Bruselas.

¿Cuánto de verdura?

La Organización Mundial de la salud (OMS) recomienda para hombres, mujeres y adultos mayores un consumo mínimo diario de 400 g de verduras y frutas, lo que se traduciría a tres porciones de verduras y dos frutas al día. Para seguir esta recomendación con mayor facilidad, una porción de verdura equivaldría a una taza de verdura cruda y media taza de verdura cocida.

¿Cómo incluir verduras?

  • Colócalas en un lugar visible, al alcance de todos y listas para comerse.
  • Consúmelas crudas y con cáscara. Previamente lavadas y desinfectadas.
  • Prefiere las de temporada porque tendrán un mejor costo, calidad y sabor.
  • Combínalas con pescado, pollo, res o cerdo procurando que sea mayor la cantidad de verdura que de carne.
  • Añade verdura cruda a todas tus preparaciones desde la sopa hasta el postre, por ejemplo: se pueden agregar a gelatinas o al preparar un pastel de zanahoria.
  • Procura que tus platillos tengan de dos a tres colores diferentes de verduras. Este grupo aumenta volumen, nutrimentos, fibra, presentación y pocas calorías.
  • Empléalas como relleno de preparaciones como en antojitos mexicanos. La flor de calabaza, huitlacoche, verdolagas, quelites y champiñones son ideales para rellenar.
  • Agrégalas al final de los caldos y los guisados para asegurar estén crujientes y conserven sus propiedades.

LN Paola Shue Vázquez
Centro de Orientación Alimentaria S.C.
Tels.: 56046078 – 56045389

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario