Hombre, esposo y… ¿padre?

Redefiniendo su identidad.

En la cultura occidental se han dado una serie de patrones para el papá primerizo. En este momento se da en el hombre una redefinición de su identidad como hombre y esposo hacia la nueva identidad de padre; ahora sabe que tiene que desarrollar una nueva relación hacia alguien desconocido: el bebé que su mujer lleva en el vientre.

La escucha de los ultrasonidos y el poder sentir los movimientos del feto pueden ayudarle mucho para experimentar la realidad de su hijo como un ser humano, vivo. Finalmente tendrá lugar la verdadera transición a la paternidad, al menos a él se le hará más real y tangible cuando llegue el parto. Esta transición que se hace -tan natural en la mujer- en el hombre representa cierta complejidad; incluso hay quienes pasan por la etapa de tener pensamientos o fantasías en las que piensan que el niño “tal vez no es suyo”, y no porque dude de su mujer, sino porque a diferencia de ella, a quien le consta su maternidad, él tiene que aprender a descubrirla.

¿Qué tipo de papá eres?

Existen varios estilos en los que un hombre enfrenta la paternidad y el embarazo. Algunos investigadores distinguen tres tipos según su reacción:

El hombre observador. Es el que se queda como en la periferia del embarazo, pero eso no quiere decir que no le importe, es simplemente que le gusta estar cerca en espera de lo que suceda. Tiene un mayor control sobre él mismo y sobre su grado de involucramiento con el embarazo. Puede ser que esté contento con el embarazo pero simplemente prefiere ser más observador que actor.

El segundo tipo es el del hombre reactivo y participante. Quiere ser parte activamente del embarazo. Este estilo de reaccionar podría estar asociado con presentar mayores síntomas psicosomáticos relacionados con el Couvade.

La reacción instrumental es la del compañero que se ve a sí mismo más bien como una persona que ayuda a que todo salga bien, hace arreglos para el parto, para las consultas prenatales, etc. Esta persona más bien toma acción y demuestra sus emociones actuándolas.

Independientemente del tipo de papá que se tenga al lado, es importante que la mujer comprenda lo que su esposo está viviendo, para poder acompañarlo y vivirlo juntos, porque la etapa del embarazo…es de ambos.

Lic. Nieves García,
Especialista en Educación, Desarrollo y Familia.
www.tad.org.mx

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario