Estoy embarazada ¿me puedo tatuar?

Los tatuajes y el embarazo.

Existen muchas inquietudes sobre si hacerse o no un tatuaje estando embarazada. El primer trimestre del embarazo es muy importante en la formación del bebé por lo que se recomienda esperar por lo menos hasta el segundo para tomar la decisión pues en realidad no se sabe si las tintas del tatuaje puedan afectar el desarrollo del bebé.

Muchos dicen que se puede, mientras otros insisten con que no es lo más conveniente pues aún no es del todo seguro que no haya riesgos. Siempre es mejor esperar.

Muchos tatuadores profesionales prefieren no tatuar clientas que estén embarazadas para evitar riesgos. Además, el estrés que algunas mujeres embarazadas sufren puede aumentar con la situación de un tatuaje, lo que a veces causa partos prematuros.

Si aún así estas dispuesta a tatuarte durante el embarazo, debes tomar en cuenta lo siguiente:

  • El tatuador este registrado y sigue todas las pautas de seguridad.
  • El salón de tatuaje debe tener una máquina, llamada autoclave, para esterilizar los instrumentos de tatuaje.
  • El salón debe estar limpio.
  • El artista debe usar guantes.
  • Los vendajes, tinturas/tintas y agujas deben ser estériles, nuevas y sin abrir.

En realidad estos consejos deben seguirse en cualquier caso, estando embarazada o no. Pero siempre es mejor considerarlos, ya que el riesgo de hepatitis B o de una infección puede ser muy grande si las condiciones no son las adecuadas.

En el caso de las mujeres que tienen tatuajes en la zona lumbar, deben saber que muchas veces la anestesia epidural no se puede aplicar ya que cuando se introduce la aguja a través de la piel, existe la posibilidad de que parte del pigmento del tatuaje sea arrastrado hacia el interior y se deposite en el canal espinal pudiendo originar patologías sistémicas.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario