¡Estimula el desarrollo de tu bebé desde casa!

Uno de los ejercicios que más favorece al desarrollo de tu bebé son los estiramientos. Si observas a tu bebé cuando despierta, lo primero que hace es estirar sus bracitos y piernitas de manera intuitiva y sistemática, lo cual es muy bueno para ellos ya que con este pequeño esfuerzo aumentarán la flexibilidad y tonificarán músculos tales como tendones, ligamentos, la cápsula articular, la piel, aumentarán la extensión y coordinación de sus movimientos y movilizarán la circulación sanguínea mientras experimentan una sensación agradable.

Si por sí solos logran muchos beneficios, imagina lo que pueden lograr con tu ayuda, es por eso que te compartimos algunos ejercicios para motivar el desarrollo de tu bebé.

¡Estimulemos los brazos!

  • El primer ejercicio consiste en tumbar al bebé boca arriba, coloca tus pulgares en sus manos, cruza sus brazos sobre el pecho y déjalos así durante unos segundos. Esto ayudará a tomar conciencia de su esquema corporal.
  • A continuación, estira suavemente los bracitos de tu pequeño hacia afuera. Con este ejercicio lograremos fortalecer los músculos de los brazos y mejorar la respiración del bebé.

¡A estimular la cadera!

Con mucho cuidado deberás doblar las dos piernitas de tu bebé y acercar sus rodillas a su pancita. La presión generada les ayudará a una mejor expulsión de gases.

¡Llegó el momento de estimular las piernas!

Para ayudar a tu bebé a tener las piernitas relajadas, tómalo delicadamente por los tobillos  para alternar estiramientos y flexiones  en sus piernas como si pedaleara.

Casi terminamos, ¡Hora del pregateo!

Coloca a tu bebé boca abajo y levántale ambas piernitas durante un par de segundos. Esta fácil postura mejora su elasticidad mientras fortalece espalda, brazos y nuca.

Estamos a un paso, ¡Estimulemos los pies!

  • Sujeta el pie con una mano y pasa el dedo índice de la mano contraria por la parte interna de sus deditos.

El bebé cerrará sus deditos alrededor de tu dedo automáticamente. Roza con suavidad el empeine y volverá a abrirlos. Repitan este proceso varias veces.

Llegamos al fin de esta rutina ¿La intentaste con tu bebé? Cuéntenos como se sintieron con estos sencillos estiramientos.

 

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario