Erase una vez, un Collar de Lactancia

En nuestras experiencias de ser mamá, a quien de ustedes no les ha pasado, que cuando estamos alimentando o cargando a nuestro bebé,  jalonean nuestro collar o lo chupan, esta situación se convierte del día a día.

En está ocasión te explicaremos como lo puedes sustituir y que se puede aprender de ello.

El reflejo de Pulsión es una característica particular con la que nacen los bebés, en la que les atrae agarrar cualquier cosa tocan y observan. Les resulta atractivo y curioso, pero mientras sea más brilloso o se refleje mucho mejor.

Una de las funciones que tiene  el collar de lactancia es despertar su motricidad, ya que este mismo tiene  diferentes texturas, colores y tamaños.

PRECAUCIÓN: No es un juguete, pero si un articulo para que se pueda distraer mientras traes a tu bebé,  ya que no los puedes dejar solos porque podría enredarse.

Los collares de Lactancia están elaborados de materiales  que son seguros para ellos, están hechos de esferas de madera que están cubiertas de tejido o estambre que son libres de bacterias.

Pero recuerda siempre estar al pendiente de tu bebé para que no exista atragantamiento.

Una de las ansiedades que ayuda a tu bebé cuando está interactuando con el collar es, calmar el dolor y la presión cuando están por salir los molares.

Otro de los beneficios que tienen estos collares es que tienen diferentes estilos, texturas que sirven para que las mamás no pierdan el estilo de verse geniales y en tendencia.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario