Epidural

Una ayuda para tener un parto menos doloroso.

Es una anestesia que se administra por medio de una inyección en la espalda y su función es adormecer o causar la pérdida de sensibilidad de la mitad del cuerpo hacia abajo para ayudar a disminuir el dolor por las contracciones durante el parto.

Se aplica sobre la columna vertebral o región lumbar. Se puede estar recostada o sentada; en cualquiera de las posiciones se solicita contraer el estómago y arquear la espalda hacia afuera.

Alrededor de 10 a 20 minutos después de que te administren la primera dosis de la medicación, empezarás a sentir el efecto de adormecimiento en la parte inferior del cuerpo. Aunque dicho efecto empezará a los pocos minutos en los nervios de tu útero. Te administrarán continuamente dosis de esa medicación a través del catéter durante el resto del parto.

Procedimiento

  • • El médico introduce una aguja en la región lumbar.
  • • La aguja se coloca dentro de un pequeño espacio por fuera de la médula espinal.
  • • Se coloca una pequeña sonda suave (catéter) en la espalda, al lado de la columna vertebral.
  • • Se retira la aguja.

Tipos

  • • Anestesia epidural “ambulante”: este tipo de anestesia epidural reducirá tu dolor, pero aún te permitirá mover las piernas. La mayoría de las mujeres realmente no son capaces de caminar, pero pueden mover las piernas.
  • • Anestesia epidural/raquídea combinada: combina tanto la anestesia raquídea como la epidural y proporciona alivio del dolor mucho más rápido. La anestesia combinada se utiliza cuando las mujeres están en trabajo de parto muy activo y desean alivio de inmediato.

La mayoría de los doctores quieren que estés en la fase activa del parto antes de administrarte la epidural ya que dicha anestesia podría disminuir el ritmo de tus contracciones.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario