Embarazo ectópico

No son muy comunes pero son riesgosos.

A todas las mujeres cuando están embarazadas solo les preocupa una cosa, tener un embarazo sano y que su bebé se encuentre bien.

Ectópico significa “fuera de lugar”, esto quiere decir que en un embarazo ectópico el óvulo fertilizado se aloja en un lugar diferente al útero de la mujer que es en donde se desarrollan normalmente los embarazos.

En la mayoría de los embarazos ectópicos, el óvulo se aloja en las trompas de Falopio. Ése es el motivo por el que los embarazos ectópicos a menudo se denominan “embarazos tubáricos”. En muy pocas ocasiones, se pueden ubicar en otras parte del cuerpo, como el cuello del útero, ovario o en otro lugar del abdomen de una mujer.

Estos tipos de embarazos son riesgosos. Pueden causar hemorragias internas, infecciones y la muerte de la paciente.

Estos embarazos no son muy comunes. Se presentan en aproximadamente dos de cada 100 embarazos. Sin embargo, se han convertido en un hecho más frecuente en los últimos 30 años. Los especialistas creen que este aumento se debe a un aumento en las infecciones de transmisión sexual que pueden dejar cicatrices en las trompas de Falopio y a tratamientos de infertilidad a los que se llegan a someter algunas mujeres.

¿Quiénes corren más riesgo de tener un embarazo ectópico?

Las mujeres que presentan mayor riesgo de tener un embarazo ectópico son las que cumplen con alguna de estas características:

  • Tienen antecedentes de enfermedad pélvica inflamatoria o endometriosis.
  • Tienen 30 años o más de edad.
  • Tuvieron un embarazo ectópico anteriormente.
  • Tuvieron una cirugía pélvica, en las trompas de Falopio o el abdomen.
  • Son fumadoras.
  • Recibieron la implantación de un óvulo fertilizado en una trompa de Falopio durante un procedimiento de infertilidad.

¿Cómo saber si se vive un embarazo ectópico?

Durante las primeras semanas, los embarazos ectópicos son parecidos a los normales; ausencia de la menstruación, cansancio, náuseas, etc.

En embarazo ectópico además se incluyen estos síntomas:

  • Dolor abdominal fuerte en un costado del cuerpo.
  • Calambres y pérdidas de sangre.
  • Hemorragia vaginal.
  • Dolor en el hombro.
  • Náuseas y vómitos.
  • Desvanecimientos o mareos.

Si tienes dolores fuertes o sangrado intenso, dirígete de inmediato a una sala de emergencia. Si presentas algún otro síntoma de embarazo ectópico, comunícate de inmediato con tu proveedor de atención de salud. Cuanto antes te diagnostiques y trates un embarazo ectópico, mejor será.

Los embarazos ectópicos se pueden tratar por medio de Metotrexato o una cirugía. El Metotrexato es un medicamento que se puede usar para terminar un embarazo ectópico. Por otro lado, mediante una cirugía se puede extraer.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario