El talento en los niños

Los niños por naturaleza son espontáneos.

Los niños por naturaleza son espontáneos y por qué no, muchas veces irreverentes; inclusive en algunas ocasiones no se comportan como quisiéramos o creemos que deberían de hacerlo ante alguna situación determinada.

Es por eso que, dentro de nuestra actividad diaria, como parte fundamental dentro del proceso educativo, ya sea como maestros, directivos, padres de familia o incluso estudiantes debemos tener presente que todos los niños actuarán de manera diferente, según lo determinen sus talentos.

Para la Real Academia Española el “talento” hace referencia a una “persona inteligente o apta para determinada ocupación”, es decir, que todos tenemos uno o varios talentos para alguna actividad específica, por lo cual nuestra actuación siempre estará determinada por los procesos o esquemas relacionados con nuestro propio talento.

Pero, ¿cómo detectar los talentos en los niños?, en 1983 Howard Gardner propuso un modelo, que hasta la fecha es uno de los más eficientes, para comprender los diferentes talentos con los que todos nacemos, llamado “inteligencias múltiples”.

Gardner menciona que para ser exitoso en cualquier ámbito de la vida, ya sea personal, escolar o profesional se requieren talentos o inteligencias relacionadas con el área en la que hemos adquirido éxito.

En este modelo, Gardner se refiere a ocho distintos tipos de inteligencia: la lingüística, que hace referencia a la capacidad de utilizar el lenguaje oral o escrito para expresar ideas complejas; la lógico-matemática, que manifiesta la capacidad de calcular, medir, evaluar y efectuar operaciones concretas y matemáticas; la naturalista, que favorece a la comprensión de sistemas naturales; la espacial, útil al recorrer el espacio, ubicar objetos, ver el mundo en tres dimensiones; la musical, aquella capacidad de ser sensible a ritmos y armonías; kinestésica-corporal, que fomenta el desarrollo de habilidades físicas; la interpersonal, que es la capacidad de interactuar con otros; e intrapersonal, la que permite percibirse a uno mismo con el fin dirigir nuestra vida correctamente.

De tal forma que, es indispensable conocer acerca de las inteligencias múltiples, pues éstas nos permitirán saber que cada niño aprende con un estilo diferente y que cada uno tiene capacidades distintas para desenvolverse en espacios y áreas de aprendizaje diversas.

Es muy importante aprender a reconocer todos los talentos de los niños, identificando sus deseos, gustos e intereses, buscando que puedan desarrollar varios tipos de actividades como la pintura, los deportes, la música, la actuación, oratoria o la lectura y, de esta manera, ser capaces de encontrar las mejores estrategias para fomentarlos y estimularlos continuamente.

Indudablemente, el salón de clase debe ser un lugar que permita a los niños experimentar y tener libre expresión para que fortalezcan sus capacidades, de ser posible dentro de espacios lúdicos, compartiendo con otros niños todos sus talentos y enriqueciéndolos de la misma forma. Así se logra establecer un espacio de aprendizaje total, en el cual, con el uso de herramientas pedagógicas de vanguardia, es posible encontrar los talentos de cada niño.

La relevancia del descubrimiento del talento en los niños en el salón de clase es innegable, y más aún en el logro del aprendizaje significativo, por lo que lo primordial es crear espacios dentro del aula que cuenten con los elementos necesarios para permitir el trabajo y desarrollo de las inteligencias múltiples, convirtiéndola en un medio para formar niños brillantes y multicompetentes.

John Moreno
Coordinador de Tecnología Educativa
de Amco, líder en investigación, desarrollo
e implementación de metodologías educativas
www.amco.me

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario