El papá en el parto

¿Cuál es su rol?

¡El momento llegó! En cualquier momento tu pareja te llamará para decirte que deben ir al hospital, procura tener siempre el celular encendido y a la mano. Tu apoyo durante el parto y el nacimiento será un gran consuelo para ella y tú también tienes un papel práctico en él. Confía en tu intuición y buen juicio en cuanto a lo que se necesita y pide toda la información que crees necesitar.

Durante el parto podrás sentir que el personal médico tiene todo bajo control y que tú no podrás hacer mucho pero sí puedes y es importante que estés ahí y ser cariñoso y tranquilizador con tu pareja. Aunque estés muy emocionado, trata de ser amable y sereno. No intentes hacer demasiado ni entrometerte con el trabajo de los médicos, ni seas motivo de irritación para tu pareja; déjale su espacio siempre que lo necesite. Trata de ser positivo, sin criticarla; necesita que la alaben, la animen y la comprendan para seguir adelante.

Consejos:

  • Ayuda práctica: Son muchas las cosas que puedes hacer para ayudar a tu pareja a soportar el malestar y el dolor del parto. Ofrecer ayuda práctica como ponerle una bolsa de agua caliente si le duele la espalda o refrescarla con un atomizador con agua si tiene la boca seca. Anímala mientras te parezca razonable.
  • Pide explicaciones: Habla con el médico sino comprendes lo que está sucediendo o estás preocupado. Él está ahí para ayudarle a los dos y son profesionales cuyo mayor interés es su bienestar y el del bebé. No obstante, no dejes que el personal del hospital se conviertan en tu centro de atención. Tu misión es ser el apoyo de tu pareja.
  • Los estados de ánimo de tu pareja: No pierdas el sentido del humor, si tu pareja grita o te insulta, o parece estar enojada, tómatelo con calma. Es su manera de soportar la situación estresante y a menudo sucede, sobre todo en la fase de transición de la primera parte del parto.
Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario