El embarazo mes a mes

Nueve meses y contando.

PRIMER MES.

En este primer mes debes asistir a tu doctor para que se realicen todo tipo de estudios y confirmar que realmente estés embarazada; se te solicitará consumir Ácido Fólico y el Hierro.

Algunos de estos estudios son: examen general de orina, para confirmar que no haya una infección; verificar si hay proteínas en tu orina (proteinuria); tomar la presión arterial sanguínea; obtener una muestra de sangre, se examina el tipo de sangre, los niveles de hemoglobina (si fuera baja nos hablaría de anemia) y los niveles de B-hCG (hormona que comprueba el embarazo); verificar si no hay una toma reciente del Papanicolaou y cultivos cérvico-vaginales.

¿Cómo está tu futuro bebé?

Desde la fecundación hasta la octava semana se le llamará embrión; en el primer mes posiblemente tu bebé solo tendrá dos semanas, recuerda que te embarazaste a mediados de tu ciclo menstrual. El embrión mide menos de un milímetro, pero aun no se parece a una persona, aunque ya es un ser humano.

El sistema nervioso central, el corazón, el esqueleto y los músculos están en su estado más temprano de desarrollo. Al final de la cuarta semana se reconoce fácilmente la cabeza, que ya posee un rudimentario cerebro; comienzan a observarse también los brazos y las piernas.
Considera que este mes y los dos más que quedan del primer trimestre, son riesgosos y se puede perder el embarazo por causas naturales, a esto se le llama aborto espontáneo y no tiene relación con tus actividades o forma de vida.

Si presentaras cualquiera de estos signos, debes llamar de inmediato a tu médico: a) Sangrado con o sin dolor abdominal, como un cólico menstrual; b) Dolor abdominal muy intenso, aunque no haya sangrado; c) Cuando el sangrado es importante; d) Presencia de vómito, el cual no cede y te sientes muy débil; e) Si llegaras a desmayarte; f) Si hay convulsiones.

SEGUNDO MES.

Seguirás cansada, con náuseas, irás muy seguido al baño; puedes sufrir estreñimiento, para lo cual es necesario que lleves una vida activa, salgas a caminar, comas fibra y tomes mucha agua.

¿Cómo está tu bebé?

Su corazón se desarrolla, la cabeza ya tiene ojos y pronto se formarán sus extremidades. Se comienzan a formar las orejas, los brazos y las piernas; le empiezan a crecer los dedos; aparecen los codos y las rodillas, y se empieza a distinguir también la nariz. Su sexo aun no es identificable, la circulación de la sangre comienza a funcionar. Los párpados se han formado y están fusionados, se abrirán alrededor de las 26 semanas. A partir de la octava semana aproximadamente han comenzado a desarrollarse los genitales y se empezarán a diferenciar en ovarios o testículos.

TERCER MES.

Ya se escucha el latido cardiaco. Posiblemente tú tendrás más hambre y tu piel será más grasosa de lo normal. Circula más agua en la sangre, por tal motivo te puedes sentir más pesada.
¿Cómo está tu bebé?
El bebé desde este momento ya se llama feto, dejó de ser un embrión. Durante este período se forman todos los órganos principales como los pulmones, los riñones, el hígado, entre otros. También comienzan a desarrollarse los huesos. En la bolsa amniótica donde vive empieza a formarse el líquido amniótico, que tiene funciones muy importantes en su desarrollo y cuidado.
Empieza a tragar un poco de líquido amniótico que lo excreta como orina, porque sus riñones ya funcionan. Alrededor de la décima y la décimo segunda semana tendrá las primeras uñas y le saldrán los primeros cabellos y pelos. Todos los órganos están ya presentes, aunque continuarán creciendo durante el resto del embarazo.

CUARTO MES.

Tus manos y tus pies se hincharán. Seguirás con estreñimiento, acidez e indigestión. Puede haber sangrado a la hora que te estés cepillando los dientes. Podrían aparecer várices en las piernas y también hemorroides. Los pechos se verán un poco más grandes.
Al final de este mes podrás sentir que tu bebé se mueve (las famosas patadas). Seguirás un poco sensible. Es posible que ya se perciba una línea oscura al centro de tu abdomen y debajo del ombligo llamada línea alba, que se desvanecerá gradualmente después del parto.
¿Cómo está tu bebé?
El feto crecerá unos 5 a 10 cm durante el cuarto mes. Su peso en este momento es de unos 20 g. Hacia las 11 o 12 semanas, el bebé empieza a tener una apariencia totalmente humana. Los órganos y sistemas están cada vez más interconectados, y el cerebro comienza a desempeñar un papel importante. La placenta está tan bien desarrollada que todas las hormonas necesarias para mantener el embarazo son ahora formadas por ella.
El cordón umbilical es lo suficientemente grueso para llevar sustancias nutritivas de la madre al feto. Ya han aparecido los 27 huesos de la mano. Pronto el bebé comenzará a chuparse el dedo, y esto lo verás hasta que sea grande. También crece a partir de este mes el lanugo, cabellos finos que crecen sobre el cuerpo del bebé y protegen su piel.
Si es niña, los ovarios descienden del abdomen, cerca de los riñones, a la pelvis. La pequeña comienza a producir hormonas porque su glándula tiroides ya ha madurado. También ha empezado a acumularse meconio (primer material de desecho producido por el feto en el intestino; son las evacuaciones de la vida intrauterina). El bebé comienza a percibir la luz.

QUINTO MES.

Es en este mes cuando se te nota el embarazo. Sentirás los movimientos de tu bebé más frecuentemente. Ahora mide de 17 a 22 cm y pesa 500 gramos. Tendrás más flujo transvaginal. Tu espalda te puede molestar. Es recomendable utilices dos almohadas para dormir, una que esté en tu cabeza y la otra abrázala con las piernas. Ponte de lado, el recomendado es el izquierdo. Aparecerán manchas en la cara (melasma), coloquialmente conocidas como paño, por lo que te recomendamos alejarte del Sol.
Pueden aparecer estrías, así que ponte crema, aceites naturales para lubricar bien la piel y hacer que salgan lo menos posible. Sentirás que te quedas sin aliento a medida que la matriz se acerca a los pulmones. El corazón latirá más rápidamente también, porque bombea mayor cantidad de sangre por el cuerpo.
Tu bebé puede oír a partir de ahora. Puede reconocer música, el latir de su corazón o tu respiración, así como la voz de su papá o las personas que comúnmente te rodean.
Durante la segunda mitad del embarazo, el peso del bebé aumentará más de diez veces, de 300 gramos a 3 kilogramos aproximadamente. El largo también aumentará al doble. Sus pulmones y el tubo digestivo están madurando. Su cerebro ya cuenta con 30 mil millones de neuronas; está desarrollando cada uno de sus sentidos. Su piel aún es traslúcida y sus ojitos permanecen cerrados, pero ya pueden reaccionar a la luz.

SEXTO MES.

Sentirás un poco de dolor ocasional y punzante en la parta baja del abdomen, pues los ligamentos que sostienen al útero o matriz se están estirando poco a poco. Puedes presentar el ombligo salido.
¿Cómo está tu bebé?
Si vas a tener una niña, sus ovarios contendrán la cantidad total de óvulos que tendrá el resto de su vida. Los espermatozoides se producen durante la vida reproductiva del hombre. El latido del corazón del bebé continúa siendo rápido.

SÉPTIMO MES.

Iniciará con contracciones frecuentes, tu abdomen se pone duro por unos cuantos segundos y después descansa, a esto se le llama contracciones de Braxton Hicks. Tus pechos son más grandes, pesados y hasta dolorosos; saldrá un líquido claro por el pezón (calostro). El calostro está compuesto por muchas proteínas, grasas y anticuerpos.
¿Cómo está tu bebé?
En éstos últimos meses sus órganos ya están formados, solamente están madurando y creciendo. Hacia la semana 28 abre los ojos, pero hasta después del parto su visión no será correcta. El bebé tiene sensibilidad en todo su cuerpo y nota incluso las caricias que tú le haces desde afuera.

OCTAVO MES.

Tu doctor te va a pedir que lo visites más frecuentemente, cada 2 semanas. Te va a faltar el aire, pues tu abdomen es tan grande que no dejará que tus pulmones se extiendan lo suficiente; para dormir será necesario usar varias almohadas. En este periodo la placenta se ocupa de producir estrógenos y progesterona para mantener sus funciones de intercambio de nutrientes y oxígeno.
¿Cómo está tu bebé?
Su piel se vuelve rosácea, muy suave y tiene unas extremidades regordetas. Suele colocarse con la cabeza hacia abajo, aunque todavía es posible que se dé alguna vuelta más antes de colocarse definitivamente en esta posición. El sentido de la vista ya está más desarrollado. El oído funciona a la perfección. La mayoría de los órganos están desarrollados, salvo los pulmones.

NOVENO MES.

Ahora irás a la consulta cada semana, para que se revise el bienestar del bebé y el tuyo. El bebé ya debe estar acomodado en la posición adecuada, que es con la cabecita encajada en tu pelvis; la más común es la posición cefálica, pero también puede venir de nalgas o atravesado.

¿Cómo está tu bebé?
Al final de este periodo engorda unos 25 g diarios. Algunos recién nacidos tienen rasguños, ya que las uñas han crecido mucho. El intestino de tu bebé está lleno de meconio. En la última semana, el feto mide de 45 a 50 cm aproximadamente. El parto puede suceder entre las semanas 38 y 42.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario