El deseo en Navidad

El deseo suele quedar de lado cuando no buscamos la novedad.

En esta temporada, la mercadotecnia presenta infinidad de alternativas para poder llenarnos de buenas intenciones, buenos propósitos para iniciar el año y sobre todo de buenos deseos para el porvenir. Y es justo en este punto donde nos encontramos con la idea de compartir cariño y afecto, en ocasiones a través de un regalo inesperado, o bien con el clásico intercambio.

¿Y qué pasa con la pareja?

A veces, involucrarse en las festividades de la época nos aleja de atendernos en pareja en su propio espacio y tiempo.

Entonces, ¿qué hacer ante estas circunstancias?

El deseo requiere una complicidad entre estímulos psicológicos y sensoriales, a nivel emocional, diciembre trae fechas plagadas de nostalgia, y se aprecia más acercándose el 25, sin embargo esta fecha puede ser la oportunidad para reencender la pasión, a través del deseo, permítete moverte en la dispersión de los instantes que las celebraciones nos regalan.

Aprovecha los rituales de fin e inicio de año.

El abrazo y el beso para iniciar el año, simbolizan el amor en la pareja, deposita sobre tus labios nuevas intenciones y acompáñale de otros elementos como el uso de ropa interior carmesí o un listón rojo anudado. Existe una idea muy difundida a través del cambio de prenda, lo cual, según las creencias, puede apoyar a fortalecer la relación con la pareja; o incluso, hay quienes amarran fotografías de la persona querida y duermen esa primera noche del año con ella bajo la almohada.

¡Ah! Y no dejes todo a la superstición y a las creencias, ponte manos a la obra y por qué no inicias con un juego erótico con el conocido nombre “Guadalupe-Reyes” en donde, además de centrarte en las festividades tradicionales, puedas realizar con tu pareja diferentes actividades entre ustedes echando mano de sus creatividades, o qué tal si, como en el tradicional “Amigo Secreto”, le regalas un detalle cada día que le invite a desear-te.

Tú, el regalo en Nochebuena.

En la noche del 24 de diciembre puedes dar de regalo, una nota, céntrate y date el lujo en los detalles de lo que será la próxima celebración erótica entre ustedes dos. Este tipo de mensajes puede ser muy claro en tus intenciones o muy sutil a través de un lenguaje que solo ustedes entiendan. Puede ser también que ya en la intimidad, juegues un poco con tu creatividad y seas tú el regalo en esa noche especial, permitiéndote desnudar tu cuerpo tanto como tu alma.

Año nuevo, renovando el deseo.

Durante la noche del 31 de diciembre, puedes hacerlo aún más espectacular vistiendo tus mejores galas, después del festejo, mientras preparan un ambiente para ambos en cuya celebración sean ustedes solo invitados y anfitriones. Descubre de qué cosas eres capaz para impresionar a esa persona con la que compartes tu intimidad. La sorpresa es un punto esencial para desear, no te desgastes, disfrútalo y considera que tu placer, tu gusto, tu felicidad, están marcados por y para ti también.

Que el festín navideño les renueve de deseos y les abrace de erotismo.

El 1, 2, 3 para ti…

  • Deja que sea la creatividad quien invada tu espíritu y deseo sexual navideños.
  • Nunca existirá un mejor regalo más que tú para ti mismo/a, así sabrás cómo compartirte en pareja.
  • Descubre cuáles son las formas más adecuadas para ti, encender el deseo requiere mirar a la distancia nuestras maneras de compartir.

Mayra Aidee Pérez Ambriz
Médica Sexóloga Educativa y Clínica
Tel. 56 01 71 28
www.si-saludintegral.com

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario