¿El cordón umbilical con mamá se rompe con el parto?

Bebémamá y mamábebé…

¿Se han percatado que estamos tan acostumbrados a mirar el mundo y lo que nos sucede a través de lo que nos resulta evidente, lógico, inmediato, o a través de lo que nuestros ojos o los 5 sentidos nos dicen? Sin embargo, de pronto nos topamos con unas revolcadas nada lógicas en las que “no vemos claro” que está pasando.

Un fenómeno similar le pasa a las mamás, quienes al momento del nacimiento del bebé -y según lo que les dicta la razón a través de los ojos o las demás personas a su alrededor-observan como ambos se han separado. El bebé ha dejado de estar dentro de ella, alimentándose de la misma sangre, ahora ya “no opera” de manera tan dependiente como cuando estaba en el vientre.

Tan acostumbrados estamos a “ver” sólo con los ojos, que creemos que el nacimiento da lugar a un desprendimiento físico entre la mamá y su bebé. Pero si elevamos nuestro pensamiento, si observamos más allá de lo físicamente aparente o lógico, podemos comprender que ese bebé y su mamá no son sólo un cuerpo físico: son un cuerpo mental, un cuerpo emocional, un cuerpo espiritual y en esos cuerpos sutiles, mamá y bebé siguen unidos. Mamá y bebé siguen siendo UNO…siguen fusionados.

El bebé tiene capacidades intuitivas, primarias, telepáticas, sutiles que están conectadas con el alma de la mamá. Lo que implica que los pensamientos, sentimientos, preocupaciones, recuerdos y aceptaciones que experimenta la mamá, el bebé lo vive como propio. En este sentido es importante comprender que en los primeros años de vida del hijo no se puede hablar del bebé, ni entender sus conductas de manera separada o ajena a las de la mamá, a lo que ella vive en su cotidianidad y en su mundo interno.

Lo correcto es hablar de un bebémamá y de una mamábebé; así, fusionados siendo UNO MISMO. Por ejemplo, si tenemos una mamá adolescente a quien su pareja abandona y se encuentra triste, dolida, a veces devaluada en su rol como mamá por los abuelos, con su adolescencia truncada, con su identidad confusa y además, tiene un bebé que llora todo el tiempo, inquieto, un tanto agresivo con la gente, es necesario enfocarse en esa mamá para ayudarla a comprender que sus sentimientos y pensamientos de enojo, de tristeza, de rencor, de coraje, etc., que no expresa ni sana en ella misma, son los que su bebé está manifestando con esas conductas. Es decir, el bebé llora lo que la mamá no puede llorar. El bebé agrede para sacar el enojo de mamá. El bebé rechaza a los de afuera, para “liberar” el rechazo que mamá siente ante su situación.

Si se es mamá primeriza o si se convive con una mujer con hijos pequeños, es importante comprender que esa mamá atraviesa un periodo de “desdoblamiento” en el que su mundo emocional está en ella misma y en su bebé.

En este sentido, es importante que las nuevas o futuras mamás comprendan que el bebé es reflejo de aquello que habita en su inconsciente.

¿De qué nos sirve tener este conocimiento?

  1. A la madre le ayuda a darse cuenta y a resolver aspectos en ella misma que están en conflicto y que necesita sanar para crecer en su desarrollo y por ende, ser más consciente y amorosa en su maternaje
  2. Al bebé le sirve porque una madre consciente de esta situación se hace responsable y le evita al bebé cargar con conflictos que no le son propios
  3. A las personas que conviven con la mamá-bebé les sirve para brindarle a la madre un apoyo emocional y una contención más amorosa con empatía que es justo lo que la mamá necesita en este periodo; porque aunque sea una adulta, muchas veces se siente como un bebé que también necesita ayuda
  4. De esta forma cada que el bebé tenga cualquier síntoma (gripa, falta de sueño, no sube de peso, no quiere comer, no puede controlar esfínteres, etc.) además de preguntarnos ¿por qué le sucede? debemos preguntar, en su comprensión, ¿qué puedo yo hacer para que desaparezca?

Mtra. Aleida Guajardo
Especialista de TAD (THINK · ACTION · DEVELOPMENT) en fortalecimiento del vínculo padres-bebés, niños y adolescentes.
Presidenta del Centro Integral Padres-bebés (CIPABE).
www.tad.org.mx / FB ThinkTad / Tw @ThinkTad

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario