Depresión posparto

Tristeza, ansiedad e irritabilidad tras el nacimiento del bebé.

Es normal que después del parto te sientas cansada, con un estado de ánimo decaído, nerviosa por todo lo que sucederá en el futuro, ya que con el embarazo y el parto la mujer vive una serie de cambios físicos y emocionales importantes, los cuales, en ocasiones, pueden resultar muy estresantes. Sin embargo, si al cabo de un tiempo no has recuperado tu estado de ánimo habitual, puedes estar pasando por una depresión posparto.

¿Qué es exactamente la depresión posparto? Consiste en el desarrollo de un profundo estado de tristeza, ansiedad e irritabilidad tras el nacimiento de su hijo. Puede presentarse después del parto o pasados varios meses, y afecta a mujeres de todas las edades, tanto primerizas como con hijos.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Deprimida, llorosa y con ganas de estar sola.
  • Ansiosa, enojada, irritable o frustrada contigo misma, con tu bebé y con los demás.
  • Exhausta física y mentalmente, con problemas de concentración, pérdida de interés, e incapaz de hacerle frente a este tipo de situaciones.
  • Con problemas de sueño y apetito.
  • Con sentimientos excesivos de culpa.

¿Qué otros cambios puedes experimentar?

  • Cambios físicos en el cuerpo: Puede ser que no tengas ganas de comer, situación que provoca que te sientas más agotada y malhumorada; o tal vez comes en exceso para aliviar tu malestar, lo cual puede provocar que tu peso aumente. Trata de alimentarte sanamente.
  • Frustraciones en el trabajo: Si sientes que no puedes con todo, date un descanso y no intentes tenerlo todo bajo control; reduce tu ritmo de trabajo por un tiempo. Organízate y descansa en los momentos que puedas.
  • Vida social: Si todavía no te encuentras con ganas de salir y retomar tu vida social, esto es válido, ya que estás dedicada por completo a tu bebé. Sin embargo, es importante que retomes esta área en cuanto puedas, ya que es necesario poder contar con amigos; claro está, sin excederte ni descuidar a tu bebé.

¿Qué sucede con tu pareja?

Todas las nuevas mamás se podrían sentir irritables debido al cansancio que experimentan al cuidar y alimentar al bebé; sin embargo, las mamás con depresión posparto se encuentran más tristes e irritables de lo normal. Esta situación puede provocar enojos con la pareja, y que se vivan reacciones inadecuadas.

Por otro lado, la pareja también experimenta cambios en su vida. La llegada del bebé es algo completamente diferente para él, por lo que vivirá transformaciones en su estado de ánimo y en su conducta.

Adicionalmente, después del parto la pareja pierde la intimidad que tenían hasta entonces; es decir, la casa, además de recibir a un nuevo integrante, se vuelve un lugar de visitas con los suegros, hermanos, amigos, etc. Y tras esta invasión, se pierde el espacio de cercanía que tanto necesitan en estos momentos.

Es importante que tú y tu pareja hablen de esto y que encuentren un espacio para reencontrarse.

¿Cuál es la causa de este padecimiento?

  • Las expectativas que tienes y que los demás esperan de ti, así como el cuestionarte si serás capaz de hacerlo adecuadamente.
  • Experimentar una sensación de vacío o pérdida dentro de ti.
  • Problemas de salud en el bebé o problemas de tipo económico; de pareja, laboral o familiar.
  • Recordar las experiencias vividas como hija, así como otros acontecimientos de tu niñez.
  • El efecto de cambios hormonales.
  • El efecto del peso que se gana durante el embarazo y la relación con la nueva imagen corporal suelen afectar la autoestima.

¿Qué puedes hacer?

  • Conócete a ti misma, infórmate y prepárate para el gran reto.
  • La depresión posparto no es culpa de nadie ni se adquirió voluntariamente, así como tampoco desaparece ignorando los síntomas.
  • Identifica las señales.
  • Concédete tiempo a ti misma, realiza alguna actividad que disfrutes y relájate.
  • No te alarmes por tu estado de ánimo, ni te asustes por la aparición de llanto o de sentimientos negativos hacia tu pareja o tu hijo.
  • Acércate a tu pareja y a tu familia; apóyate en ellos y, sobre todo, confía en ti misma.

Consejos para tu pareja:

  • Aconseja a tu pareja hablar con amigos que hayan pasado por lo mismo; siempre es importante que tenga amigos cercanos con los cuales pueda identificarse.
  • Otra cosa que puede hacer es auxiliarte con el bebé. Le sorprenderá saber lo bien que lo puede hacer.
  • Que tenga una actitud comprensiva y afectiva; y que sea paciente con la situación, así como cariñoso y positivo.

Si sientes que no puedes controlar la situación busca orientación profesional.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario