De paseo con tu bebé

¿Cuánto tiempo debo esperar después del parto?

¡Felicidades por tu nuevo bebé!

Como madre de un recién nacido debes hacerte muchas preguntas y ésta es una de las más populares. En general, es bueno sacar a tu recién nacido de paseo si él o ella tiene varias semanas de edad; sin embargo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta.

Si puedes limitar tus salidas a un parque cercano o incluso al jardín de tu casa, es mejor por la sencilla razón de que es necesario que tengas cuidado con los espacios públicos abiertos donde tu bebé estará expuesto a mucha gente, lo que significa enfermedades potenciales.

Por ejemplo, el sistema inmunológico de tu bebé aún no es lo suficientemente fuerte para soportar los gérmenes que causan tos y estornudos.

Ten en mente estas pautas generales si sacas a tu bebé al aire libre.

Protección contra el sol.

Los recién nacidos son muy susceptibles a los dañinos rayos ultravioleta del sol, así que viste a tu bebé para protegerlo. Ponle un sombrero y haz tu mayor esfuerzo para mantenerlo en la sombra si es posible, en lugar de usar crema de protección solar.

Los anteojos para bebés también son una opción; revisa las marcas que aseguren la protección contra los rayos ultravioleta A (UVA) y los rayos ultravioleta B (UVB).

Casi todos los pediatras no recomiendan que los recién nacidos de menos de seis meses de edad usen crema de protección solar, pero, si fuera necesario, por lo general es seguro usarla, pero trata de aplicarla únicamente a las partes expuestas de su piel, como la cara y las manos.

Asegúrate de probar una cantidad pequeña de la crema de protección solar en tu bebé para estar segura de que él o ella no desarrolla una reacción alérgica. Consulta primero con tu pediatra.

Sobre todo, mantén a tu bebé alejado de los rayos solares directos en todo momento. Esto evitará el calentamiento excesivo. Otro gran consejo es evitar salir al aire libre entre las 10 a.m. y las 3 p.m., cuando los rayos solares son más fuertes.

Verifica el clima.

Viste a tu bebé según el clima. Es importante que tu bebé no esté muy desabrigado ni abrigado en exceso. En los climas fríos, considera las prendas apropiadas, como mitones, sombrero y ropa térmica.

También ten en cuenta el viento, ya que la tierna piel del bebé puede agrietarse e irritarse con facilidad, así que asegúrate de proteger el rostro de tu bebé y sus pequeñas manos.

En clima más templado, una vez más, la mejor protección contra el sol para los recién nacidos está en el uso de un sombrero, ropa de color claro y mantenerlo en un lugar con sombra. Ajusta el toldo de tu carriola para bebés a fin de lograr que tu niño esté cubierto lo más posible.

Asegúrate de no perder de vista al pequeñito ni un momento y, sobre todo, disfruten del aire libre.

Por Dra. Aliza

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario